Despliega el menú
Internacional

MENSAJE EMITIDO POR AL YAZIRA

Bin Laden asume el atentado frustrado contra el avión a Detroit y amenaza con nuevos ataques

La cadena Al Yazira emitió un mensaje grabado del máximo dirigente del grupo terrorista Al Qaeda, Osama Bin Laden, en el que asume el atentado frustrado cometido por el nigeriano Omar Faruk Abdulmutalab el día de Navidad contra un avión en EE. UU.

"Nuestros ataques continuarán mientras continúe el apoyo estadounidense a Israel", dijo Bin Laden en una grabación difundida parcialmente por la cadena qatarí y que el terrorista de origen saudí dirigió personalmente al presidente de EE.UU., Barack Obama.

Abdulmutaleab, calificado por Bin Laden como un héroe, intentó el pasado 25 de diciembre hacer estallar un artefacto en un avión de la compañía Delta que iba a aterrizar en Detroit, pero la bomba que llevaba consigo falló.

Bin Laden, que aseguró que la agresión se alineaba con los atentados perpetrados por al Qaeda el 11 de septiembre de 2001 en Washington y Nueva York, insistió en que la red terrorista que dirige continuará sus ataques contra EE. UU. mientras los palestinos sigan viviendo en la situación actual.

"Que no sueñen los estadounidenses con vivir en paz mientras nosotros no vivamos en Palestina", dijo el líder terrorista antes de subrayar que "no es justo que los estadounidenses gocen de una vida (buena) mientras nuestros hermanos en Gaza sufran una situación miserable".

Al Yazira cree que el mensaje de Bin Landen puede haber sido grabado el mes pasado, pero no explica la razón de sus sospechas y por qué se tardó tanto en difundirlo.

Este es el primer mensaje que se conoce de Bin Laden desde la grabación sonora que difundió el pasado 25 de septiembre y en la que exigía la retirada de las tropas europeas de Afganistán.

El atentado frustrado contra el avión de Delta fue reivindicado el pasado 28 de diciembre por la rama de Al Qaeda en la Península Arábiga, que tiene su centro de operaciones en Yemen.

El grupo terrorista, en un comunicado, dijo que la acción era una represalia "por la injusta agresión estadounidense contra la Península Arábiga" y reconoció que la bomba "no hizo una plena explosión por un fallo técnico", a pesar de que había sido probada.

Etiquetas