Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CATÁSTROFE EN EL CARIBE

Bill Clinton apuesta en Puerto Príncipe porque Haití tenga su propia economía

Los fallecidos por el terremoto ascienden ya a 212.000, según el último recuento.

Los haitianos hacen fila para recibir alimentos junto a unos escombros, ayer en Puerto Príncipe
Bill Clinton apuesta en Puerto Príncipe porque Haití tenga su propia economía
AFP

El enviado especial de las Naciones Unidas para Haití, Bill Clinton, defendió ayer todos los esfuerzos encaminados a una reconstrucción que permita a Haití, cuya capital fue azotada por un terremoto el pasado 12 de enero, tener su propia economía. En su opinión, hay que "organizar el trabajo de forma que, independientemente de lo que pase en el futuro, Haití sea un país con su propia economía". Un país "al que yo volveré como turista", dijo el ex presidente de EE. UU. tras reunirse en Puerto Príncipe con el presidente haitiano, René Preval, y con el primer ministro, Jean Max Bellerrive.

 

"Lo que voy a intentar hacer es tapar los huecos en el trabajo de la comunidad internacional", explicó Clinton, quien se mostró partidario de que las tareas se desarrollen pensando en el futuro de la nación caribeña, la más pobre de América. Sobre las acciones más inmediatas que emprenderá, indicó que uno de los objetivos es tratar de conseguir más fondos para el programa 'Comida por trabajo' de la ONU. Con este proyecto, que ha dado empleo a unas 32.000 personas, se remunera con un salario diario de unos cinco dólares a los haitianos que trabajan en labores de desescombro y reparación de la infraestructura pública. "He estado en desastres de este tipo por todo el mundo y este es uno de los peores que he visto", declaró Clinton.

 

Por su parte, Bellerive divulgó la última cifra de muertos, que asciende ya a 212.000, mientras que más de 300.000 personas resultaron heridas.

Etiquetas