Despliega el menú
Internacional

LIBERADA DE LAS FARC

Betancourt: "Uribe y Colombia entera deben rectificar y cambiar el vocabulario extremista"

La ex candidata también reclama a las FARC que cambien y reconoce que "probablemente alguien recibió dinero" durante la operación de rescate. Ingrid Betancourt califica a Hugo Chávez de "genial", aunque no siempre está de acuerdo con él, y recalca que los presidentes de Venezuela y Colombia deben superar sus diferencias.

Ingrid Betancourt dijo este lunes que no sólo la guerrilla debe "rectificar", sino que también el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y "Colombia entera" deben "rectificar ciertas cosas" y cambiar "ese vocabulario radical, extremista y de odio".

Liberada junto a otros catorce rehenes de la guerrilla el pasado miércoles en una operación del Ejército colombiano, la ex candidata a la Presidencia de Colombia dijo que Uribe ha sido "muy hábil y muy fuerte" en su política de seguridad.

"Pero creo que estamos en un momento en el que hay que cambiar de vocabulario. La forma en que uno se expresa sobre el otro es muy importante", dijo Betancourt en la emisora "RFI".

La ex candidata pidió a Uribe que de "al otro el espacio de respeto y tolerancia para que salve la cara y pueda en un momento dado aceptar hablar con aquel al que odia, el enemigo al que combate".

"Hemos llegado a un momento en el que hay que cambiar ese vocabulario radical, extremista, de odio, de palabras muy fuertes que hieren muy íntimamente al ser humano", afirmó.

Preguntada si cree poder convencer a Uribe, respondió que si sus argumentos son lo bastante fuertes para ello, "Bendito sea Dios" y si no, tendrá que seguir diciéndolo "hasta que la gente reaccione".

 Las FARC, sin líder

Sobre las FARC, que "cosechan los frutos" de "la sangre y el terror" que han sembrado en el país, Betancourt dijo que para ellos también es una ocasión de "rectificar, cambiar, decir que no es el buen camino".

"Probablemente es en las derrotas en lo que más se aprende", señaló la ex rehén, al recalcar que hay "un vacío absoluto en todas las propuestas de las FARC" a nivel político y no tienen a nadie "carismático para tomar el relevo".

 Trabajará desde Francia

Asimismo, Betancourt confirmó que no participará el próximo 20 de julio en la marcha por la paz y la liberación de los rehenes que quedan en manos de las FARC, convocada en Colombia.

"Mi familia tiene miedo. No iré", dijo Betancourt, al explicar que hay que ser "inteligente" y "quizás no es el momento de volver", ya que las FARC han sufrido "un golpe terrible" y podrían tener ganas de vengarse: "más vale ser prudente", sentenció.

Betancourt piensa que desde Francia se puede hacer "mucho", pedir a la gente que no se olvide de los rehenes en la selva y "mantener la presión".

 Habla de dinero

Preguntada sobre las alegaciones de que su liberación fue un montaje y se pagó un rescate -lo que ha negado el Gobierno colombiano-, dijo que "probablemente hubo alguien que recibió dinero", pero no eran los guerrilleros "que estaban con nosotros".

"Tal vez hubo una infiltración a un nivel más alto", conjeturó Betancourt, al señalar que los guerrilleros que custodiaban a los rehenes "creyeron siempre que hablaban con sus jefes".

"Las instrucciones llegaron de un modo que tenía que darles confianza. Hubo alguien en alguna parte que les ha enviado una información falsa que creyeron y que no tenían forma de verificar", indicó.

Para Betancourt, es importante que se conozca la verdad sobre la operación porque "no se puede quitar el mérito" a los soldados que arriesgaron la vida para liberarlos: son "unos héroes", subrayó.

Por otra parte, preguntada sobre el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que propició la liberación de seis rehenes de las FARC a comienzos de año, dijo que es "genial" y "muy refrescante en una América Latina en el que había una especie de corsé" en el discurso, aunque matizó que no siempre está de acuerdo con lo que hace. Dijo que para obtener la liberación de los rehenes es "nuestro aliado" y el único "que habla a las FARC".

Betancourt recalcó que Uribe y Chávez tienen que "superar todas estas historias", en alusión a los desencuentros entre los dos mandatarios, y espera que "por el bien de nuestros pueblos van a entenderse".

Etiquetas