Despliega el menú
Internacional

ITALIA

Berlusconi decidirá si dimite tras verificar sus apoyos en el Parlamento

Los medios de comunicación italianos desvelan que tras la reunión de anoche de Berlusconi con algunos miembros de su partido determinó que "quiere ver con sus propios ojos quiénes son los traidores".

Silvio Berlusconi en una imagen de archivo
La UE espera que Italia concrete sus medidas de ajuste a finales de semana
AFP PHOTO

El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, decidirá hoy si seguir adelante o presentar su dimisión, tras verificar con cuántos diputados puede contar en la votación sobre las cuentas del Estado de 2010.

Los medios de comunicación italianos desvelan que tras la reunión de anoche de Berlusconi con algunos miembros de su partido determinó que "quiere ver con sus propios ojos quiénes son los traidores".

Por ello decidirá qué hacer después de la votación en la Cámara de Diputados, donde a partir de las 15.30 (14.30 GMT) de hoy comenzará el debate del nuevo proyecto de ley con las cuentas del Estado de 2010.

A principios de octubre el Gobierno no consiguió aprobar el texto y obligó a Berlusconi a acudir a la Cámara Baja para someter a su Gobierno a una cuestión de confianza que superó por poco.

La votación de hoy será pues una prueba importante para Berlusconi, después de que los medios de comunicación aseguraran que cerca una veintena de diputados de la mayoría le han dado la espalda.

Sin embargo, se piensa que no habrá problemas para la aprobación del proyecto de ley. La oposición está pensando en abstenerse en una acción de responsabilidad nacional, como ha pedido el Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, ya que no aprobar las cuentas de 2010 significaría la parálisis total del país.

Tras las tres horas de reunión de anoche, el único que habló fue el ministro de Defensa, Ignazio La Russa, quien aseguró que en el voto de hoy se comprobará que el Ejecutivo cuenta aún con la mayoría.

En una intervención telefónica durante un acto político, Berlusconi aseguró que él y su Gobierno no están "pegados a la silla" y manifestó que espera obtener la confianza mayoritaria del Parlamento para poder seguir adelante y acometer las reformas económicas que le exige la Unión Europea (UE).

Sobre la decisión de Berlusconi también pesa la marcha de la Bolsa de Milán, que se observará con gran atención. Ayer, tras los rumores de dimisión del jefe de gobierno, cambió de signo y se disparó, pero con el desmentido se produjo una frenada y la prima de riesgo volvió a subir.

Etiquetas