Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AEROPUERTOS

Berlín podría dividir por grupos de riesgo a los usuarios de los aviones

Los pasajeros de los aeropuertos alemanes podrían ser seleccionados atendiendo a criterios se sexo, edad u origen, y en función de ello, pasar un control u otro.

Los aeropuertos de Alemania se están planteando la posibilidad de adoptar algunas controvertidas medidas de seguridad siguiendo el ejemplo de Israel, como la división de pasajeros en diferentes grupos de riesgo, informó ayer un diario local.

Los pasajeros de los aeropuertos alemanes podrían ser seleccionados en distintos grupos atendiendo a criterios se sexo, edad u origen, entre otros, y en función de ello, pasar un control u otro. Es el denominado 'profiling', una medida gracias a la cual los sistemas de control serán más efectivos, defendió el futuro presidente de la Federación Alemana de Aeropuertos (ADV), Christoph Blume, en entrevista con el diario de Düsseldorf 'Rheinische Post'.

Blume, que asumirá su cargo en enero y es también director del aeropuerto de Düsseldorf, en el oeste de Alemania, consideró que con esa medida podrían evitarse muchos errores en los controles de seguridad. Se manifestó además a favor de emplear toda la tecnología posible para evitar que se materialicen los riesgos terroristas.

Mientras tanto, el Gobierno alemán no quiso pronunciarse al respecto. "Estamos bien equipados en los aeropuertos", se limitó a decir el portavoz del Interior, Stefan Paris. Mantuvo así la cautela y aseguró que se analizarán todas las opciones posibles para garantizar la seguridad ciudadana. "No estamos ciegos", dijo.

El sindicato alemán de Policía, por su parte, rechazó la medida, sobre todo la manera en la que fue puesta en marcha en Israel. "Ese tipo de propuestas suenan mucho a ahorro de tiempo, pero mejor media hora más en la cola que una vida menos", subrayó su director, Bernhard Witthaut, haciendo hincapié en que lo importante es que la Policía vuelva asumir las funciones del control de pasajeros, ahora frecuentemente en manos de empresas privadas.

 

Planes de atentados terroristas

En noviembre, el ministro alemán del Interior, Thomas de Maizière, anunció que el Gobierno de Berlín tenía indicios concretos de que grupos terroristas pretendían atentar en el país antes de final de año.

El peligro de un ataque terrorista en suelo germano es mayor que nunca, han reiterado con frecuencia las autoridades. Por ello, desde hace más de un mes las medidas de seguridad se han reforzado en todo el territorio y se ha mejorado la instrucción de los policías. Según distintos medios, Al Qaeda tenía previsto incluso llevar a cabo un ataque terrorista en el famoso Reichstag, sede del Parlamento alemán y en pleno corazón de Berlín.

Etiquetas