Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CRÍMENES DE GUERRA

Aplazado el juicio a Charles Taylor en Sierra Leona

La defensa presentó esta semana un recurso en el que solicitaba a la Cámara de Apelación que se aceptara un escrito que había presentado fuera de plazo.

Los magistrados del Tribunal Especial de Sierra Leona (TESL) aplazaron el juicio por crímenes de guerra al ex presidente liberiano Charles Taylor, en espera de que la Cámara de Apelación responda a un recurso presentado por la defensa.

Así lo comunicó la presidenta de la sala, Teresa Doherty, en la que estaba previsto que fuese la última vista del juicio a Taylor, acusado de once cargos de crímenes de guerra y lesa humanidad presuntamente cometidos durante el conflicto civil de Sierra Leona (1991-2002).

La vista se celebró en ausencia del acusado, aunque sí que acudió su abogado, Courtenay Griffiths, quien se negó a disculparse por haber abandonado la sala el pasado martes, con lo que podría recibir una sanción por desacato al Tribunal.

La defensa presentó esta semana un recurso en el que solicitaba a la Cámara de Apelación que se aceptara un escrito que había presentado fuera de plazo.

Griffiths considera ese documento fundamental para poder defender adecuadamente a su cliente, ya que el escrito contiene las directrices de las conclusiones finales de la defensa.

La negativa de los magistrados a aceptar el documento fuera de plazo provocó el pasado martes que tanto el letrado como Taylor abandonasen la sala ese día, si bien los fiscales prosiguieron con la exposición de sus alegatos finales.

La fiscal Brenda Hollis mostró hoy su descontento con la actuación de la defensa y solicitó a los jueces que no se utilice el tiempo de espera de la apelación para presentar nuevos recursos en el caso, que hoy tendría que haber quedado visto para sentencia.

Y es que esta decisión se produjo en el último día previsto por el TESL para la presentación de los alegatos finales de la acusación y la defensa.

Según lo que decida la Cámara de Apelación, la defensa pronunciará o no sus argumentos finales de forma oral.

El abogado de Taylor también solicitó hoy tiempo para poder buscar un representante legal propio, y así poder estar defendido en un posible proceso por desacato en su contra.

Los fiscales acusan a Taylor de facilitar armas a las fuerzas del Frente Revolucionario Unido (RUF) de Sierra Leona a cambio de recibir los llamados 'diamantes de sangre'.

El conflicto civil que asoló Sierra Leona entre 1991 y 2002 generó más de 100.000 víctimas, entre ellos multitud de mutilados, y causó unos 50.000 muertos.

Etiquetas