Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ASTRONOMÍA

Un lago de Túnez podría ser un análogo de Marte

La Tierra alberga lugares con condiciones físico-químicas muy similares a las que se pueden encontrar en planetas como Marte. Estos ambientes extremos pueden llegar a ser validados por la comunidad científica como análogos planetarios y pasar así a convertirse en campo de pruebas para los equipos y herramientas que van a emplearse en misiones espaciales o para conocer cuáles son los límites de habitabilidad en condiciones extremas.

Un equipo internacional, con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, busca ahora determinar si el lago salado Chott El Jerid, en el suroeste de Túnez, puede considerarse un análogo planetario. Por eso del 24 de mayo al día 31 realizarán trabajos de campo en la zona y probarán algunos de los dispositivos que viajarán a Marte en 2011.

Esta campaña científica está dirigida por el investigador Felipe Gómez, del Centro de Astrobiología en Madrid. La investigación, que reúne a expertos en geología, geobiología, sedimentología y geología planetaria, forma parte del programa Europlanet, que busca vertebrar y organizar las ciencias planetarias en el seno de la UE.

Chott El Jerid es un lago sin salida al mar, ubicado en la región tunecina de Kebili. "Las características de Chott El Jerid sugieren que puede ser un excelente análogo de los depósitos clorados de Marte, descubiertos recientemente en su polo norte", indica el director de la campaña.

Etiquetas