Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

JUICIO POR EL CRIMEN DE PERUGIA

Amanda Knox afirma que es inocente y que está "pagando con su vida"

Amanda Knox, la joven estadounidense acusada de asesinar a su compañera de piso Meredith Kercher en el llamado 'crimen de Perugia', ha asegurado que es "inocente" y que está "pagando con su vida" un delito "que no ha cometido", durante su declaración ante el jurado que tendrá que pronunciar su sentencia este lunes.

Último día del juicio de Amanda Knox
Amanda Knox afirma que es inocente y que está "pagando con su vida"
EFE

Amanda Knox, la joven estadounidense acusada de asesinar a su compañera de piso Meredith Kercher en el llamado 'crimen de Perugia', ha asegurado que es "inocente" y que está "pagando con su vida" un delito "que no ha cometido", durante su declaración ante el jurado que tendrá que pronunciar su sentencia este lunes.

El tribunal de Perugia decidirá si Knox y el otro acusado, Raffaelle Sollecito, permanecen en la cárcel por el asesinato de Meredith, británica, o finalmente son absueltos. La acusación pide la cadena perpetua para ambos jóvenes.

El jurado se pronunciará "no antes de las 20:00", según ha destacado el presidente del tribunal, Claudio Pratillo Hellmann, al mismo tiempo que ha pedido "respeto por la bella víctima y por los acusados" y ha invitado a todos los presentes a "evitar gritos de estadio" cuando se pronuncie la sentencia.Declaraciones en Italia

Knox ha asegurado ante el jurado, hablando en italiano, que con Kercher mantenía "una buena relación" y compartían "una amistad" y ha destacado que perdió "una amiga de la forma más brutal e inexplicable posible". Además, la joven ha añadido que ha tenido que afrontar "acusaciones injustas, sin fundamento" y que ha sido "traicionada" y "manipulada" por las autoridades. "Quiero volver a casa, no quiero que me priven de mi futuro" ha afirmado entre lágrimas.

Según ha explicado la joven, ella "nunca ha violado, ha asesinado ni ha robado" y ha afirmado que ambos acusados "merecen la libertad" porque no han hecho "nada para que nos la quiten".

Meredith Kercher fue encontrada muerta, medio desnuda y con puñaladas en el cuello en la casa que Knox y ella compartían en Perugia en el mes de noviembre de 2007. El primer acusado fue Rudy Guede, un marfileño que fue condenado a 16 años de cárcel por el mismo caso, aunque solicitó el juicio rápido para atenuar la pena y separarse de los otros dos acusados.

Según la primera reconstrucción de los hechos, Kercher se negó a participar en un 'juego sexual' por lo que Guede violó a Meredith y Knox la apuñaló con un cuchillo mientras Sollecito la sujetaba. No obstante, la defensa ha pedido la absolución de Knox y Sollecito porque, según afirman sus abogados, no hay móvil ni pruebas concluyentes de que los jóvenes estuvieran en el piso esa noche.

Precisamente, Knox y Sollecito han asegurado siempre que se encontraban en casa de Sollecito, aunque en una declaración escrita Knox afirmó que estaba en casa y que oyó gritar a Meredith desde la cocina. La joven estadounidense ha afirmado en varias ocasiones que fue "presionada" por la Policía cuando escribió esa declaración.

Asimismo, durante las vistas de apelación, la defensa pidió repetir las pruebas de ADN que inculpaban a ambos acusados y se concluyó que el ADN que se encontraba en el cuchillo que asesinó a Kercher no coincidía ni con el de Knox ni con el de Sollecito. La sangre de Sollecito que se encontró en el sujetador de Kercher fue considerada como prueba no concluyente.

Además, Sollecito ha recordado durante la vista de este lunes que testificó "bajo presión" la noche del asesinato ante la Policía. Knox y Sollecito llevan cuatro años en una cárcel italiana.

Etiquetas