Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

JERUSALÉN

"No alquilarás tu casa a un árabe"

Un grupo de cincuenta rabinos han aprobado una nueva ley religiosa judía con la que pretenden evitar que la población árabe eche raíces en "la tierra de Israel".

No alquilarás tu casa a un árabe y, si alguno de tus vecinos lo hiciera, deberás informar a tu rabino, mantenerte lejos del vecino, no hacer negocios con él y no permitirle que rinda culto a la Torah hasta que enmiende su comportamiento". Así es la nueva 'halachá' o ley religiosa judía que han aprobado un grupo de 50 rabinos distribuidos por Israel y en colonias de los territorios palestinos, que no han tardado en reabrir un debate cada vez más protagonizado por la comunidad ultraortodoxa judía del país: la "oleada de xenofobia" y la "incitación al racismo" que ya no son denunciadas solo fuera, sino también dentro del propio gobierno.

Los 50 rabinos que han firmado la nueva ley se dirigen a los fieles judíos de la Ciudad Vieja de Jerusalén, Herzeliya, Naharía, Ashdod y otras localidades advirtiendo de que no pueden "ayudar a los árabes a echar raíces en Israel", tal y como afirma Shlomo Aviner, rabino de la colonia de Beit El, construida junto a la ciudad palestina de Ramala.

Reconocen que se trata de dar preferencia al judío en la búsqueda de alojamiento y de evitar que la población árabe se arraigue en lo que el rabino Yosef Scheinen llama la "tierra de Israel designada para el pueblo de Israel".

Etiquetas