Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

PANDEMIA

Caos en Haití tras el brote de cólera con 138 muertos

Los haitianos hacen cola durante horas ante las puertas de los hospitales, en una situación "sin precedentes".

Pacientes reciben atención médica, ayer, en una sala del Hospital San Nicolás de Saint Marc.
Caos en Haití tras el brote de cólera con 138 muertos
A. MARTíNEZ/EFE

Las ONG que actúan para trasladar ayuda médica a las víctimas del brote de cólera que está asolando Haití alertaron ayer de que la situación es "caótica" y que el impacto de la enfermedad no conoce precedentes similares desde hace décadas.

El presidente René Preval y Naciones Unidas informaron de 138 muertos y 1.526 casos declarados en todo el país, mientras el director de Youth With a Mission, Terry Snow, informaba de aglomeraciones y colas de gente que se concentraba durante horas ante las puertas de los hospitales para recibir atención médica.

La falta de cuidados desemboca en la muerte prácticamente instantánea en los casos más graves. El propio Snow intentó trasladar a un afectado a diversos hospitales que negaron la admisión del enfermo al estar todos repletos. El hombre falleció poco después en la furgoneta en la que estaba siendo trasladado.

"Esto no tiene precedentes. Jamás he visto un estallido similar", declaró Snow, quien lleva viviendo en el país desde hace 20 años, a la cadena estadounidense CNN.

Snow, que se encuentra en la ciudad de Saint Marc, indicó que la situación "es muy caótica" por la constante "confusión y falta de comunicación" sobre la respuesta a la enfermedad. "La gente todavía está intentando averiguar qué es lo que tiene que hacer, y está completamente perdida", aseguró.

Una población "aterrorizada"

De igual modo, la cooperante de Partners in Health y la Fundación Clinton, Sandrellie Seraphin, aseguró que la situación es terrible y que la población está "aterrorizada" ante la posibilidad de contraer la enfermedad.

Los primeros estudios realizados sobre la enfermedad confirman que se trata de una epidemia de cólera tipo 01, dijo el director general del Ministerio de Salud Pública y de Población, el doctor Gabriel Timothée. "Estamos en una situación de urgencia sanitaria", declaró.

El tipo O1, el más fuerte

Enfatizó que el cólera de tipo O1 es el más fuerte, que se encuentra en regiones de África, y agregó que "con la movilidad de la población, el peligro de diseminación es real".

El brote, que inició esta semana, afecta sobre todo al departamento de Artibonite, en el norte del país, y a Mirebalais, en el este, cuyos hospitales siguen recibiendo enfermos, por lo que las cifras de víctimas y enfermos varían con el paso de las horas.

Timothée también dijo que las regiones más afectadas se encuentran en el departamento Artibonite, e indicó que hay cuatro muertos confirmados en Mirebalais, donde se han detectado 106 casos. Dos de las localidades más afectadas son Drouin y Grande Saline, en Artibonite.

En Grande Saline, según Timothée, la situación se complicó por el desbordamiento del río Artibonite, que cortó la carretera de acceso a esta localidad, por lo que es muy difícil hacer llegar ambulancias y medicamentos.

Se han adoptado disposiciones para la prevención y la intensificación de medidas higiénicas, según el doctor, quien agregó que también se adoptaron medidas "al más alto nivel" para la distribución de agua potable.

Mientras, el Ministerio de Salud Pública de la República Dominicana reforzó ayer los controles sanitarios en la frontera con Haití ante el brote de cólera. El ministro dio instrucciones al Instituto Nacional de Agua Potable para que aumente la dosis de cloro del agua que suministra a la población de la zona fronteriza.

Etiquetas