Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LLUVIA Y VIENTO

Al menos 31 fallecidos en Marruecos por el fuerte temporal

Un autobús con trabajadores de una fábrica en Buznika cayó a un río cerca de Rabat y causó 24 muertos.

Operación de rescate en una inundación en Casablanca.
Al menos 31 fallecidos en Marruecos por el fuerte temporal de lluvia y viento
EFE

El fuerte temporal de viento y lluvia que azotó ayer Marruecos (sobre todo en su región norte) dejó al menos 31 víctimas mortales y 11 desaparecidos, y perturbó notablemente las comunicaciones durante todo el día. El mayor número de fallecidos los causó la caída de un autobús en un río cerca de la localidad de Buznika, en la que murieron 24 personas.

El siniestro, tras el que un número indeterminado de personas se encuentran desaparecidas, se produjo tras la caída de un autobús en un río cerca de la localidad de Buznika, a unos 25 kilómetros de Rabat, según el último balance ofrecido por una fuente de Protección Civil marroquí. Entre las personas desaparecidas figura un "jefe adjunto" de Protección Civil.

El autobús, en el que viajaba un número indeterminado de pasajeros, cayó alrededor de las 7.10 en el río Chguig (conocido como Agbar en la zona), a la salida de Buznika hacia Casablanca, a causa de las fuertes lluvias que azotaron la región en las últimas horas.

Los pasajeros del autobús eran empleados que trabajan en una fábrica de piezas de recambio de coches que está en Buznika y en el momento del accidente estaban regresando a sus hogares en Mohamedia, una ciudad ubicada entre Rabat y Casablanca.

Según un comunicado del Ministerio del Interior, el rey Mohamed VI de Marruecos asumirá personalmente los gastos de sepelio de las víctimas y los costes de hospitalización de los heridos en este accidente.

Además, otras seis personas fallecieron en las últimas 24 horas en diferentes partes del país a consecuencia de un temporal de viento y lluvia que ha paralizado la mitad norte de Marruecos.

Un padre y sus dos hijos

Entre estas víctimas mortales figuran un niño de tres años, una niña de ocho y el padre de ambos. Los tres fallecieron al derrumbarse una casa de adobe en un pueblo de la provincia de Jénifra a causa de las fuertes lluvias, según destacaron las autoridades locales. Otra persona más murió en el derrumbe de otra vivienda en Sale.

Protección Civil informó también de que un hombre murió y otras siete personas han desaparecido después de que su coche fuera arrastrado el lunes por las lluvias torrenciales cuando circulaba por una carretera que une Alhucemas y Taounate. Asimismo, una joven fue arrestada por la corriente cuando trataba de cruzar un río en la circunscripción de Tiflet, al este de la capital marroquí.

Por otro lado, la carretera que une Casablanca con el aeropuerto Mohamed V, así como el acceso al mismo por tren, han sido cerradas temporalmente. Además, los colegios de Casablanca no abrieron ayer sus puertas porque así lo ordenaron las autoridades después de que por la noche se registraran 178 milímetros de precipitaciones. Mientras, la aerolínea Royal Air Maroc destacó que la lluvia impidió que salieran vuelos desde el aeropuerto de esa ciudad.

Etiquetas