Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TAILANDIA

Al 'Berlusconi asiático' le confiscan mil millones de euros

El Tribunal Supremo ha declarado culpable al ex primer ministro Shinawatra de abuso de poder, ocultación de bienes y de causar millonarias pérdidas al Estado

Culpable. Así de claro lo tuvo el Tribunal Supremo de Tailandia, a quien no le tembló ayer la mano cuando declaró al ex primer ministro Thaksin Shinawatra culpable de haber abusado del poder, de ocultación de bienes y de causar al Estado pérdidas valoradas en 80.000 millones de bat (1.778 millones de euros).

 

Además, ordenó confiscar 46.000 millones de bat (1.024 millones de euros) de los 76.622 millones de bat (1.703 millones de euros) del ex mandatario, inmovilizados por el Estado desde la asonada que lo depuso en 2006.

 

Con esta sentencia, además, se abre la puerta a nuevas demandas contra el magnate, condenado a dos años de prisión por corrupción en 2008 y que se encuentra en el exilio. La presa tailandesa apuesta por Camboya o Sri Lanka porque dicen que Dubái ha dejado de ser un lugar seguro para él desde que Tailandia negocia un tratado de extradición con sus autoridades.

 

Los nueve magistrados que presidieron la sala fueron unánimes en desestimar los argumentos y recursos de la defensa para impugnar el juicio y después comenzaron a sumar cargos.

 

"Thaksin (como le llaman los tailandeses) y su entonces esposa, Pojaman, poseyeron acciones en Shin Corporation durante los dos mandatos de primer ministro", leyó un juez. El tribunal precisó que el matrimonio tenía un millón de títulos de Shin, el grupo empresarial de telecomunicaciones que convirtió a Shinawatra en uno de los empresarios más ricos de Tailandia y que luego, cuando ganó la jefatura del Gobierno, le valió el mote del 'Berlusconi asiático'.

 

Según la Constitución tailandesa, ningún miembro del Ejecutivo puede tener más de un 5% de acciones de una compañía privada. Los magistrados afirmaron que el imputado causó al erario público pérdidas valoradas en 60.000 millones de bat (1.335 millones de euros) al modificar para su beneficio los impuestos en telecomunicaciones. Otros 20.000 millones de bat (443 millones de euros) en pérdidas al Estado provienen de concesiones de satélite que beneficiaron a las empresas Shin y Thaicom.

 

Unos 35.000 miembros de las Fuerzas de Seguridad protegieron Bangkok para impedir brotes de violencia, mientras los tailandeses veían la retransmisión del juicio.

Etiquetas