Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

IRÁN

Ahmadineyad admite fallos en los sistemas de sus centrifugadoras nucleares

Aunque en su comunicado no quiso hablar de virus, si que parecía referirse a un ataque provocado por un 'malware' informático llamado 'Stuxnet'.

Ahmadineyad, durante una rueda de prensa.
Ahmadineyad admite fallos en los sistemas de sus centrifugadoras nucleares
EFE

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha admitido que algunas centrifugadoras del controvertido programa nuclear de su país sufrieron "fallos" debido a un problema con los códigos informáticos.

Aunque en ningún momento pronunció la palabra virus, su alusión parece hacer referencia al ataque masivo que el pasado septiembre sufrieron miles de ordenadores industriales iraníes, infectados por un 'malware' informático llamado 'Stuxnet'.

Hasta la fecha, las autoridades iraníes habían admitido el citado ataque, pero insistían en que había sido frenado a tiempo y que en ningún caso había afectado a su polémico programa nuclear.

Sin embargo, esta semana un experto del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) afirmaba en un informe que Irán se había visto obligado a interrumpir el programa por unos días y que el 'Stuxnet' podría ser la causa.

"Lograron crear problemas con el software instalado en la parte electrónica un número limitado de centrifugadoras. Hicieron algo malo, pero gracias a dios nuestros expertos lo detectaron y pusieron las bases para que no ocurra más", explicó Ahmadineyad durante una rueda de prensa en Teherán.

El gobernante iraní responsabilizó de los fallos a "enemigos", aunque no precisó a quiénes se refería.

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear pacífico, otro de naturaleza clandestina y aplicaciones bélicas cuyo objetivo sería la adquisición de armamento atómico, alegación que el régimen iraní refuta.

Irán asegura que posee cerca de siete mil centrifugadoras en cascada para el tratamiento del uranio.

Esta semana, el director del Organismo iraní de la Energía Atómica, Alí Akbar Salehí, reveló que su país ha enriquecido más de 35 kilos de uranio desde que adoptara esta decisión en febrero pasado.

Cuatro meses después, el consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso a Irán una nueva ronda de sanciones, que se ha visto reforzada por la decisión de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) de añadir medidas punitiva adicionales.

Las declaraciones de Ahmadineyad se producen apenas una semana antes de que representantes de la República Islámica y del denominado grupo 5+1 -integrado por los países miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania- se reúnan en una capital europea aún por determinar para retomar el diálogo.

Etiquetas