Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AGRESIÓN EN MARRUECOS

A puñetazo limpio y con toga

El abogado zaragozano Luis Mangrané, que viajó hasta Casablanca como observador internacional, relata a HERALDO.es la agresión de los abogados marroquíes a varios acusados y a dos periodistas españoles en un juicio a siete activistas saharauis.

Imagen de los altercados
Agreden a dos periodistas españoles en un juicio contra los activistas saharauis
AFP PHOTO

Cincuenta abogados marroquíes han boicoteado por segunda vez el juicio a siete saharauis en un tribunal de Casablanca. El abogado zaragozano Luis Mangrané, observador internacional enviado por el Consejo General de la Abogacía de España, ha relatado a HERALDO.es que presenció las agresiones “a puñetazo limpio” de los abogados marroquíes a varios acusados saharauis y algunos familiares que acudieron a la sala. Dos periodistas españoles, Antonio Parreño, de TVE, y Eduardo Martín, de la Cadena Ser, que cubrían la noticia también fueron agredidos.

“Todo esto ha ocurrido ante la pasividad flagrante de la Policía marroquí que no lo impidió. Me han empujado los abogados para que no lo viéramos. Ha sido peor que la primera vez porque nos han tenido retenidos una hora, han confiscado las cámaras hasta que al final nos las han devuelto. El tribunal se ha vuelto a marchar de la sala”, señaló Mangrané desde la puerta del Tribunal de Primera Instancia de Ain Sbaa (Casablanca).

Los marroquíes boicotearon el juicio con fotos del rey Mohamed Vi y pancartas en las que se podía leer: “We want Ceuta y Melilla” (Nosotros queremos Ceuta y Melilla). Un grupo de cincuenta saharauis que acudieron a la vista fueron recluidos en una sala del tribunal y la Policía fue dejándolos salir poco a poco, entre insultos y agresiones de los manifestantes.

El cónsul español en Casablanca se personó en el tribunal para hacerse cargo de la protección de los periodistas españoles agredidos. “El juicio ha sido pospuesto para el próximo 17 de diciembre”, agregó el abogado zaragozano desde Casblanca.

Por encargo del Consejo General de la Abogacía, Luis Mangrané acudió ya hace dos semanas como observador internacional a un juicio a siete saharauis en un tribunal de Casablanca y presenció el sabotaje de la vista por 30 letrados marroquíes junto a dos jueces italiano y sueco, y una veintena de abogados franceses, italianos y españoles. La acusación de los saharauis es menoscabar la seguridad por visitar los campos de refugiados, pero Amnistía Internacional los califica como presos de conciencia.

"Los magistrados lo permitieron y salieron corriendo. El tribunal no garantizó el juicio justo de los acusados porque tres de ellos están en prisión. Los observadores fuimos insultados comparando a los saharauis con terroristas y el Sahara con el País Vasco", señala. Acudió al juicio la pacifista saharaui Aminetu Haidar, que dio la vuelta al mundo con la huelga de hambre en Lanzarote. "Era la primera vez que salía de El Aaiún hacia Marruecos. Fue insultada y agredida", explica el abogado.

Etiquetas