Internacional
Suscríbete

CONFLICTO EN LIBIA

A la espera de la caída de Sirte, los rebeldes libios avanzan hacia la transición

Los opositores dicen que las fuerzas rebeldes libias "controlan entre el 90 y el 95 por ciento del país" y se muestran convencidos de que las operaciones militares concluyan en breve espacio de tiempo, incluso si Gadafi no es capturado.

Dos de los opositores se abrazan celebrando el avance rebelde
A la espera de la caída de Sirte, los rebeldes avanzan hacia la transición
AFP

Confiados en la victoria definitiva, los rebeldes libios se aprestan a iniciar una compleja y larga transición mientras preparan el asalto a Sirte, ciudad natal del ilocalizable líder libio, Muamar el Gadafi, y ultimo bastión que leal al antiguo régimen.

Según Abdala Abu Arafa, uno de los portavoces castrenses de la oposición, los insurrectos han iniciado un proceso de negociación con jeques y líderes tribales de la urbe para que ésta se entregue sin derramamiento.

El proceso comenzó el martes, escasas horas después de que los rebeldes asaltaran y tomaran las fortaleza de Gadafi en Libia, y ahora se haya parado a la espera de la respuesta de los rectores de la ciudad, que han pedido tiempo, explicó el militar, en declaraciones divulgadas por la televisión árabe Al Yazira.

Mientras la respuesta llega, las tropas avanzan "desde el este y el oeste" hacia Sirte y comienzan a concentrarse en la vecina localidad de Wadi al Ahmar, desde se donde preparan para un eventual asalto.

Las fuerzas rebeldes libias "controlan entre el 90 y el 95 por ciento del país", insistió Abu Arafa, antes de expresar su convicción de que las operaciones militares concluyan en breve espacio de tiempo, incluso si Gadafi no es capturado.

Entre las poblaciones que al parecer están ya bajo dominio total de los rebeldes destacan tres de los principales enclaves petroleros y sus puertos al Mediterráneo: Brega, Ben Yawad y Ras Lanuf, todas ellas al este de Trípoli.

En el frente occidental, los leales que le quedan a la familia Gadafi todavía parecen resistir en la localidad de Sebha, en el suroeste del país, y en Zuara, donde la batalla ha sido encarnizada durante todo el día.

Los combates también se repitieron en la capital, que ya está bajo control casi total de los insurgentes.

De acuerdo con la cadena Al Yazira, varios proyectiles lanzados, al parecer, por fuerzas gadafistas cayeron este miércoles sobre la capital, sin que se sepa si produjeron víctimas.

El bombardeo, que afectó también al antiguo refugio del coronel libio, se produjo poco después de que éste mandara dos mensajes, uno en una radio local y otro en una televisión siria, en los que prometió continuar la lucha y pidió a sus seguidores que expulsen a los rebeldes de Trípoli.

A través de las ondas de una emisora local, Gadafi gritó "victoria o muerte" y aseguró que su huida de la fortaleza de "Bab Al Aziziya" formaba parte de un supuesto movimiento estratégico para proseguir con el combate.

El acorralado dirigente libio también se puso en contacto con la televisión por satélite siria Al Rai, desde cuyos micrófonos instó a los habitantes de Trípoli a "purgar la ciudad" y limpiarla de "ratas y mercenarios de los colonizadores, en alusión a los rebeldes.

"Los jóvenes de Tayura, Suk el Yuma y los comités revolucionarios, todos deben luchar contra los traidores, es su deber", agregó.

Según la página web del citado canal sirio, el líder libio se puso en contacto con teléfono desde una ubicación que no fue revelada, pero que estaría en el interior del país, ya que su voz se oía entrecortada y acompañada por el estruendo de aviones.

En el plano internacional, Estados Unidos anunció que presentará este miércoles un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU para desbloquear 1.500 millones de dólares del régimen de Gadafi para apoyar a los rebeldes libios y paliar "las necesidades humanitarias" que atraviesa Libia.

Así lo confirmó una fuente diplomática del Consejo de Seguridad, que subrayó que la medida supondría "un alivio para la situación humanitaria".

"Creemos que es urgente una actuación del Consejo de Seguridad", señaló la misma fuente, que detalló que en la serie de medidas que propondrán los estadounidenses para desbloquear los fondos se incluye una petición para permitir el abastecimiento de combustible, algo "básico para evitar el colapso del país".

Esa iniciativa permitirá que los hospitales prosigan su actividad, que no se interrumpa el suministro eléctrico y que las plantas potabilizadoras y otras estructuras "de vital importancia" se mantengan.

Por su parte, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió este miércoles al Consejo Nacional de Transición (CNT) libio responsabilidad en la futura reconstrucción del país, y anunció que la conferencia de amigos de Libia para ayudar a emprender la transición democrática se celebrará el 1 de septiembre en París.

En una conferencia conjunta con el primer ministro del CNT, Mahmud Yibril, Sarkozy precisó que a la cita acudirán el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, miembros de la coalición internacional y del CNT.

La autoridad rebelde libia recibió asimismo el reconocimiento de otros dos países, Chad y Nigeria, mientras que el Comité de Alto Nivel para Libia de la Unión Africana (UA) se reunirá mañana en Adis Abeba.

El viernes, hará lo propio en la capital etíope el Consejo de Paz y Seguridad de la UA, en una reunión a la que se espera que asistan los jefes de Estado de los quince países miembros de ese órgano.

Etiquetas