Internacional
Suscríbete por 1€

Qué se sabe del atentado que ha golpeado el corazón turístico de Estambul

Un atentado con explosivos causa al menos seis muertos y 81 heridos en la principal avenida comercial.

Investigadores analizan la zona de la explosión en Estambul
Investigadores analizan la zona de la explosión en Estambul
Efe

El terror vació Istiklal, la avenida de la Independencia de Estambul, la calle comercial por excelencia que no falla en el itinerario de todo viajero. Pasadas las cuatro de la tarde del domingo una fuerte explosión golpeó el corazón de esta avenida y el pánico se apoderó de los presentes. Al menos seis personas perdieron la vida y ochenta y una resultaron heridas, según el último balance oficial de las autoridades turcas.

Nadie quería pronunciar la palabra terrorismo y el primero que lo hizo fue el presidente, Recep Tayyip Erdogan. "Tal vez me equivoque, pero los primeros acontecimientos, sumados a las primeras informaciones que me ha dado el gobernador de Estambul, Ali Yerlikaya, indican que esto huele a terrorismo", dijo el mandatario antes de calificar lo ocurrido como "un vil ataque".

Poco después, con la investigación ya en marcha, Erdogan señaló que las fuerzas de seguridad trabajan para identificar a los responsables de este "traicionero atentado" y "quienes estén detrás". El presidente insistió en que "los intentos de hacer que Turquía se rinda mediante el terror nunca han tenido éxito y jamás lo tendrán".

Junto a Erdogan, fue el el vicepresidente Fuat Oktay quien asumió la labor de informar de los hechos. "Consideramos que se trata de un atentado terrorista debido a la detonación de una bomba por parte de un asaltante que se cree que es una mujer, según las primeras informaciones", apuntó Oktay, sin aclarar si la mujer se inmoló o si activó la bomba a distancia. Los últimos datos apuntan a que permaneció sentada cerca de 45 minutos en un banco junto a una bolsa. Por el momento, no se han encontrado testigos que apuntaran si la terrorista se marchó del lugar antes de la potente detonación.

El número dos de Erdogan advirtió que "quienquiera que esté tras esto le cogeremos al final, incluso si está al otro lado del mundo, fuera de nuestras fronteras". El ministro de Justicia, Bekir Bozdag, no descartó que el ataque fuera un "mensaje al mundo" dada la elección de una avenida llena de turistas extranjeros.

Este domingo por la noche ningún grupo había reivindicado el atentado, que dejó escenas de pánico y un reguero de sangre y destrucción. En 2016 el terror ya golpeó a Istiklal en forma de ataque suicida y cinco personan murieron, entre ellas dos ciudadanos de Estados Unidos, y 36 resultaron heridas. El Ministerio de Interior aseguró entonces que se trató de un suicida vinculado con el grupo yihadista Estado Islámico (EI). Entre 2015 y 2017 tanto el EI como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) cometieron varios atentados en el país y seis años después los medios turcos vuelven a señalar en estas direcciones en busca de culpables.

El último gran ataque en Estambul fue el 1 de enero de 2017 en el club Reina y 37 personas perdieron la vida en una operación asumida por el EI. Un terrorista irrumpió en el local con un subfusil de asalto en plena celebración de Nochevieja. Desde entonces la ciudad permanecía a salvo de la mano del terror, aunque sin rebajar las medidas de protección.

Unidad política

Las fuerzas de seguridad precintaron ayer todos los accesos a la avenida y se restringió el acceso a redes sociales, como es habitual en el país cuando ocurre algo de este tipo. Un tribunal de Estambul declaró el "apagón informativo", siguiendo el protocolo antiterrorista en Turquía.

Istiklal es un pulmón de vida en el centro de la ciudad que desciende desde la plaza de Taksim al Bósforo. La presencia de turistas es tan intensa que a veces la avenida parece una especie de manifestación de viajeros que pasan frente a la sucesión de escaparates sin fin. Horas después del atentado grupos de extranjeros se apelotonaban frente a las vallas desplegadas por la Policía sin poder creer lo que había sucedido. Este tipo de ataque le puede tocar a cualquiera, es la lotería del terror.

Los partidos políticos turcos, inmersos en una campaña sin fin de cara a los comicios del próximo verano en los que Erdogan se juega la presidencia, se unieron para condenar lo ocurrido. "A nuestros ciudadanos que han perdido la vida les deseo la misericordia de Dios y una pronta recuperación a quienes han resultado heridos", publicó el líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu. El Partido Democrático de los Pueblos expresó su "profundo dolor y pena por la explosión".

Desde el exterior también se sucedieron las condenas y el Ministerio de Asuntos Exteriores emitió un comunicado para "rechazar tajantemente cualquier forma de violencia terrorista".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión