Internacional
Suscríbete por 1€

Taiwán denuncia que aviones y barcos chinos cruzaron línea media del Estrecho

El Ministerio de Defensa de la isla calificó estos ejercicio como una "fuerte provocación".

Un avión con misiles chino cruza el punto medio del Estrecho con Taiwán.
Un avión con misiles chino cruza el punto medio del Estrecho con Taiwán.
Aly Song

Buques y aviones de guerra del Ejército Popular de Liberación (EPL, Ejército chino) cruzaron este viernes la línea media del Estrecho de Taiwán, lo que el Ministerio de Defensa de la isla calificó de "fuerte provocación".

La cartera castrense informó en un comunicado difundido por la agencia oficial CNA que a las 11.00 hora local (03.00 GMT) "varios" aviones y barcos chinos fueron avistados en aguas cercanas a Taiwán, algunos de ellos "cruzando la línea media".

Esta división funciona como una frontera no oficial pero tácitamente respetada por China y Taiwán, que viven uno de sus momentos más tensos tras la visita a la isla el miércoles de la presidenta del Legislativo de EE.UU., Nancy Pelosi, a la que Pekín advirtió de que respondería con contundencia.

Los movimientos del Ejército chino se enmarcan en las maniobras militares que el EPL lleva a cabo desde este jueves y hasta el próximo domingo alrededor de Taiwán a consecuencia del viaje de la funcionaria estadounidense, y que han incluido hasta ahora fuego real y lanzamiento de misiles de largo alcance.

El Ministerio taiwanés ya denunció este jueves que 22 aviones militares chinos cruzaron la línea media en esa jornada, pero de momento no ha detallado cuántos buques y aeronaves lo hicieron este viernes.

En respuesta a las "altamente provocadoras" maniobras chinas, el Ejército taiwanés aseguró que aumentará su capacidad y preparación para salvaguardar la soberanía de la isla "sin escalar las tensiones o provocar conflictos que puedan conducir a una guerra".

Los ejercicios de este jueves, que supusieron en cierre del espacio aéreo y marítimo de seis zonas alrededor de la isla, incluyeron prácticas de tiro con artillería de largo alcance, con "múltiples tipos de misiles convencionales", así como el despliegue aéreo de decenas de aviones militares entre cazas y bombarderos.

Se trata de la primera vez que se registran lanzamientos de este tipo en las inmediaciones de Taiwán desde la tercera crisis del Estrecho entre 1995 y 1997.

Analistas citados por el diario hongkonés 'South China Morning Post' aventuraron que el Ejército Popular de Liberación (EPL, Ejército chino) podría emplear este viernes aviones bombarderos con misiles crucero de largo alcance como los CJ-20.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, calificó en las últimas horas las maniobras chinas como un "acto irresponsable" que aviva las tensiones en el Indopacífico, reclamó contención a Pekín y pidió el apoyo de la comunidad internacional.

También dijo que Taiwán no contribuirá a la escalada de tensiones pero defenderá su soberanía.

China, que calificó la visita de Pelosi como "farsa" y "traición deplorable", reclama la soberanía de la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

"No tienen justificación"

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, afirmó este viernes que los ejercicios militares de China en el estrecho de Taiwán son "acciones provocativas" y suponen una "escalada significativa" que "no tienen justificación" y recalcó que Washington nunca ha querido "provocar una crisis".

"China ha elegido sobreactuar. No hay justificación para esta respuesta extrema y desproporcionada", dijo Blinken durante una rueda de prensa en Nom Pen, donde participa hasta este viernes en la reunión ministerial de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

Blinken insistió en que "no hay justificación" para los ejercicios militares chinos a raíz de la visita a la isla este miércoles de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, que ha sido el tema candente de los encuentros celebrados estos días en la capital camboyana.

Según el secretario de Estado de EE.UU. China usó la visita de Pelosi, de la que estaba avisada, "como pretexto para incrementar su actividad militar provocadora" en el estrecho de Taiwán y sus alrededores.

Blinken aseguró que EE.UU. nada ha cambiado en su política con respecto a Taiwán y que no persigue un cambio en el 'statu quo' de la isla ni apoya su independencia.

Taiwán, con quien EE.UU. no mantiene relaciones oficiales, es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y EE.UU., debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de la isla y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con el gigante asiático.

China insiste en "reunificar" la República Popular con la isla, que se gobierna de manera autónoma desde que los nacionalistas del Kuomintang (KMT) se replegaran allí en 1949 tras perder la guerra civil contra los comunistas y continuaran con el régimen de la República de China, que culminó con la transición a la democracia en la década de 1990.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión