Internacional
Suscríbete por 1€

Kosovo pospone un mes las normas fronterizas previstas tras desatarse la tensión con Serbia

El anuncio se produce después de que la Fuerza de la OTAN para Kosovo (KFOR) anunciara este domingo aque "está preparada para intervenir" en el caso de que se ponga en peligro la estabilidad del norte de Kosovo,

Un guardia armado en la frontera entre Kosovo y Serbia.
Un guardia armado en la frontera entre Kosovo y Serbia.
EP

El primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, ha anunciado este lunes de madrugada, tras el aumento de las tensiones con Serbia, su decisión de posponer por un mes la implementación de las dos medidas que entraban en vigor este lunes 1 de agosto y que afectaban a las personas que entraban al país procedentes de Serbia.

"El primer ministro Kurti, junto con el presidente Osmani y los viceprimeros ministros Bislimi y Gervalla han desarrollado contactos y reuniones con factores internacionales estadounidenses y europeos. En esta ocasión, el Gobierno de Kosovo se compromete a posponer la implementación de las dos decisiones hasta el 1 de septiembre de 2022", ha expresado la Presidencia del país en un comunicado, según ha recogido 'Bota Sot'.

Este lunes entraba en vigor una ley kosovar por la cual las personas provenientes de Serbia que entraran a Kosovo debía entregar sus documentos de identidad, que serían reemplazados por documentos emitidos por Pristina.

Además, las matrículas de coches emitidas por Serbia para ciudades kosovares de mayoría de población serbia debían ser sustituidas por las oficiales de Kosovo.

Sin embargo, a pesar de que el Gobierno de Kosovo se ha retractado de establecer inmediatamente la medida, ha anunciado que la decisión de posponerla está condicionada a que se retiren las barricadas que los serbios del norte de Kosovo han establecido en dos pasos fronterizos que comunican la región con Serbia, cortando así el paso.

"Cuando se eliminen todas las barricadas y obstáculos, esta decisión se suspenderá hasta el 1 de septiembre de 2022", ha dicho en una publicación de Facebook el ministro del Interior de Kosovo, Xhelal Sveçla, subrayando la importancia de que se garantice la libertad de circulación de ciudadanos y mercancías, según la emisora Radio Free Europe.

Además, el Ejecutivo kosovar ha condenado "enérgicamente" el bloqueo de carreteras acontecido durante este domingo en el norte del país, así como "los disparos de personas armadas contra estructuras ilegales allí".

"Se trata de la tendencia a desestabilizar Kosovo y poner en peligro la paz y la seguridad de los ciudadanos y de nuestro país. Ha habido numerosos actos de agresión en la tarde y noche, incitados y preparados por Belgrado", ha sostenido el Gobierno en el escrito.

Por otra parte, el primer ministro kosovar ha agradecido la mediación de sus socios internacionales, en particular al embajador de Estados Unidos en Kosovo, Jeffrey Hovenier, "por su compromiso y contribución".

Minutos antes de mantener una reunión con Kurti, Hovenier solicitó al Gobierno de Kosovo que pospusiera la implementación de las decisiones durante 30 días.

"Estoy aquí para solicitar el aplazamiento de la implementación de estas dos decisiones por 30 días en nombre del Gobierno estadounidense. Creemos que tal aplazamiento sería importante porque parece haber información errónea y malentendidos sobre estas decisiones. Esperamos trabajar con este Gobierno y colegas de la Unión Europea para lograr que estos acuerdos sean mejor entendidos y de esta manera reducir las tensiones", ha afirmado Hovenier, según Radio Free Europe.

Por su parte, el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha acogido con satisfacción la decisión de Kosovo de posponer las medidas al 1 de septiembre, y ha espetado que espera que se eliminen "inmediatamente todos los obstáculos".

La KFOR, dispuesta a intervenir

"Las cuestiones pendientes deben abordarse mediante un diálogo facilitado por la Unión Europea y centrarse en la normalización completa de las relaciones entre Kosovo y Serbia, esencial para su integración en la Unión", ha detallado Borrell en su cuenta de Twitter. 

 La Fuerza de la OTAN para Kosovo (KFOR) ha anunciado este domingo a última hora que "está preparada para intervenir" en el caso de que se ponga en peligro la estabilidad del norte de Kosovo, después de que serbios del norte de Kosovo hayan cortado dos pasos fronterizos que comunican la región con Serbia.

"La KFOR tomará todas las medidas necesarias para mantener un entorno seguro en Kosovo en todo momento, de acuerdo con su mandato de la ONU", ha hecho saber en un comunicado en su cuenta de Twitter, tras el alza te las tensiones en el norte de Kosovo registrado en las últimas horas.

El conflicto entre ambas partes tuvo comienzo en septiembre de 2021, cuando Kosovo ordenó que todos los conductores que entraran en el país desde Serbia utilizaran matrículas provisionales válidas durante 60 días, una medida que ya estaba en vigor para los conductores que entraran en Serbia desde Kosovo desde 2008.

Cinco países de la UE, incluida España, no reconocen la declaración unilateral de independencia kosovar de 2008. La UE, sin embargo, ejerce de mediadora en las negociaciones entre Belgrado y Pristina, de las que dependerían la normalización generalizada de relaciones y las posibilidades de adhesión de ambos países al bloque comunitario.

La iniciativa diplomática de la UE, que reactivó el proceso de diálogo en 2020, busca que las dos partes normalicen sus relaciones en términos vinculantes y de acuerdo a estándares internacionales, algo que considera condición 'sine qua non' para la senda europea. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión