Internacional
Suscríbete por 1€

Cuatro muertos por un terremoto de magnitud 7 en el norte de Filipinas

El temblor sacudió el noroeste de la isla de Luzón.

Daños en un edificio en Santiago, en la provincia de Abra PHILIPPINES EARTHQUAKE
Daños en un edificio en Santiago, en la provincia de Abra PHILIPPINES EARTHQUAKE
Efe

Al menos cuatro personas han perdido la vida, otras 16 han resultado heridas y numerosos edificios históricos han resultado dañados tras el terremoto de magnitud 7,3 que sacudió este martes el noroeste de la isla de Luzón, en el norte de Filipinas, informaron las autoridades.

El epicentro del seísmo se ubica a 335 kilómetros al norte de Manila, mientras que el hipocentro se sitúa a 10 kilómetros de profundidad, según informaciones del Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs), que ha indicado que el temblor se ha registrado sobre las 8.43. Entre las zonas afectadas se encuentran Manila, la capital del país, San Ramón y Lagangilang, ambas en la provincia montañosa de Abra, en la isla de Luzón

El ministro de Interior filipino, Benhur Abalos, informó en rueda de prensa, concedida al lado del presidente del país, Ferdinand Marcos Jr., del fallecimiento de dos personas en la provincia de Benguet, una en Abra y otro ciudadano en La Montaña. Agregó que por lo menos otras 16 resultaron heridas tras los fuertes temblores, aunque no brindó mayores detalles sobre su estado de salud u operaciones de rescate.

El sismo, que fue elevado desde la magnitud inicial de 7,1 para 7,3 y a una profundidad de 17 kilómetros por las autoridades filipinas, igualmente afectó a unas 15 ciudades y causó graves daños a por lo menos 179 edificios, 29 carreteras y tres puentes.

"Por la magnitud del terremoto estamos hablando de un gran terremoto y podríamos esperar daños significativos", señaló Abalos en la rueda de prensa, que tuvo lugar en el palacio presidencial Malacañan de Manila.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que registra la actividad sísmica en todo el mundo, situó el sismo a 10 kilómetros de profundidad y a unos 12 kilómetros al este de la población de Dolores, con unos 32.500 habitantes.

La sacudida, registrada a las 8.43 hora local (00:43 GMT), también fue sentida en la capital, donde sorprendió a los residentes, que tuvieron que desalojar algunos edificios por precaución.

Asimismo, las clases en las ciudades de Baguio, Laoag y Vigan, entre otras urbes en el norte de la isla de Luzón, han sido suspendidas, mientras que miles de personas han sido evacuadas a colegios y centros públicos ante el temor a nuevos temblores.

El sismo produjo además una serie de "grandes olas" por los temblores en el mar, aunque el servicio de emergencias descartó la posibilidad de que se produjera un tsunami.

Varios edificios históricos en Vigan, la ciudad colonial española mejor preservada del país y Patrimonio de la Unesco, resultaron gravemente dañados por movimientos telúricos, incluida su catedral del siglo XVII, según informaron a Efe el servicio de emergencias local.

Filipinas se asienta sobre el llamado 'Anillo de Fuego del Pacífico', una zona que acumula alrededor del 90% de la actividad sísmica y volcánica del mundo, y que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados. 

En vídeos publicados en las redes sociales, además, se aprecia la caída de piedras y cascotes de la torre vigía de Bantay, en la provincia de Ilocos Sur, construida por los españoles en 1590 para el avistamiento de piratas e invasores.

El Campanario de Laoag, construido por los Agustinos en 1612 en esta ciudad de la provincia de Ilocos Norte, ha quedado destrozado por el seísmo, indicó la senadora Imee Marcos en un mensaje a los medios locales. 

El presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr., conocido como 'Bongbong', ha ordenado el despliegue de equipos de rescate y ayuda del Departamento de Bienestar Social y Desarrollo para ayudar en las labores de búsqueda. Además, tiene previsto desplazarse hasta la zona para evaluar los daños provocados por el terremoto, según informaciones del portal de noticias Rappler.

El portavoz del Consejo Nacional de Reducción y Gestión del Riesgo de Desastres (Ndrrmc), Mark Timbal, ha instado a la población a "mantenerse alerta" después de que se hayan registrado más de una decena de réplicas, incluidas varias de magnitud superior al 4 en la escala de Richter.

Las autoridades de Manila han informado, además, que varias líneas de metro han quedado suspendidas temporalmente a la espera de que se realicen las inspecciones correspondientes que permitan garantizar la seguridad.

La delegación de la Unión Europea en Filipinas ha trasladado en un mensaje de Twitter sus "condolencias" con la "población afectada por el terremoto en Abra".

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos en le país, Mary Kay L. Carlson, ha señalado que "todas sus oraciones están con los afectados en Abra y las zonas cercanas". "Estados Unidos envía sus condolencias a todos aquellos que han perdido a sus seres queridos", ha indicado.

Unicef ofrece ayuda a los menores afectados

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha indicado este mismo miércoles que está "preparado" para atender a los niños afectados por el terremoto en Filipinas y ha indicado que sus socios están evaluando las posibles necesidades inmediatas de las comunidades afectadas.

"Los primeros informes procedentes del epicentro en Abra y las provincias cercanas confirman daños en viviendas, hospitales, carreteras y otras infraestructuras", ha indicado en un comunicado en el que ha recordado que ante cualquier emergencia "los niños y niñas están entre las poblaciones más vulnerables".

"Nuestros corazones están con los menores afectados y nuestra prioridad es garantizar que se salven y se protejan sus vidas. Los niños y las familias pueden haberse visto desplazados y heridos como consecuencia del terremoto y podrían necesitar urgentemente refugio, agua potable, atención médica, protección y apoyo psicosocial", ha aseverado Unicef.

Para la agencia de la ONU, el terremoto es un "duro recordatorio de la necesidad de mejorar continuamente la preparación ante las emergencias y la reducción del riesgo de catástrofes en Filipinas, un país propenso a los tifones, terremotos y erupciones volcánicas". Unicef aboga a sí por la reducción del riesgo de desastres centrada en la infancia y por situar a los niños en el centro de los esfuerzos de preparación y respuesta ante las emergencias.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión