Internacional
Suscríbete por 1€

Rusia promete a Finlandia "represalias de carácter militar" si se une a la OTAN

El representante ruso ante la ONU asegura que si Finlandia y Suecia se adhieren a la OTAN, será "objetivos" de Rusia para un "ataque".
Quién es quién en la OTAN: los 30 países miembros

Combo de imágenes de Putin y Niinistö
Combo de imágenes de Putin y Niinistö
Agencias

Rusia advirtió a Finlandia con medidas de respuesta, incluidas técnico-militares, tras la decisión histórica de los dirigentes de ese país de apoyar el ingreso en la OTAN, que pone en peligro, según Moscú, la estabilidad y seguridad en el norte de Europa.

"Rusia se verá obligada a adoptar medidas de respuesta tanto técnico-militares como de otra clase con el fin de contrarrestar las amenazas que han surgido para su seguridad nacional", informó el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado.

Rusia ha hecho hincapié en que ha señalado "repetidamente" que la elección de las formas de garantizar su seguridad nacional depende de las autoridades y el pueblo de Finlandia, pero ha incidido en que "Helsinki debe ser consciente de la responsabilidad y las consecuencias de tal paso". 

"Ingresar en la OTAN también será una violación directa de las obligaciones legales internacionales de Finlandia, principalmente el Tratado de Paz de París de 1947, que establece la obligación de las partes de no entrar en alianzas ni participar en coaliciones contra uno de ellos", ha advertido también. 

En esta línea, según ha recogido la agencia de noticias rusa Interfax, también ha mencionado el Tratado de 1992 entre Rusia y Finlandia, que establece que las partes se abstendrán de la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de la otra parte. 

"Sin embargo, dada la indiferencia actual de Occidente hacia el Derecho Internacional, tal comportamiento se ha convertido en la norma", ha lamentado, enfatizando que Rusia pretende responder "de acuerdo con la situación". 

Asimismo, ha destacado que, "durante décadas, la política de no alineación militar sirvió como base para la estabilidad en la región de del norte de Europa, proporcionó un nivel confiable de seguridad para el Estado finlandés, fue una base sólida para construir una cooperación y asociaciones mutuamente beneficiosas" entre ambos países, "en las que el papel del factor militar quedó reducido a cero". 

"Ni las garantías de Rusia sobre la ausencia de intenciones hostiles hacia Finlandia, ni la larga historia de buena vecindad y cooperación mutuamente beneficiosa entre nuestros países han convencido a Helsinki de las ventajas de mantener una política de no alineación militar", ha lamentado el Ministerio de Exteriores ruso. 

Así, se ha mostrado "convencido" de que el objetivo de la OTAN, "cuyos países miembros han convencido enérgicamente a la parte finlandesa de que no hay alternativa a la adhesión a la Alianza", está "claro" y es "continuar expandiéndose hacia las fronteras de Rusia para crear otro flanco para una amenaza militar" en Rusia. 

"Pero por qué Finlandia convertiría su territorio en una frontera de confrontación militar con Rusia, mientras pierde independencia para tomar sus propias decisiones, la historia lo juzgará", ha remachado.

El Kremlin ha recalcado este jueves la adhesión de Finlandia a la OTAN supondría una amenaza para Rusia y ha manifestado que "la siguiente expansión de la OTAN no hace que el continente sea más estable o seguro". 

Más tarde, el representante adjunto de Rusia ante Naciones Unidas, Dmitri Polianski, se ha manifestado en los mismos términos que el Ministerio de Asuntos Exteriores y ha apuntado que "si aparecen unidades de la OTAN en estos territorios (Suecia y Finlandia), estos pueden convertirse en un objetivo, o en un objetivo potencial, para un ataque".

El funcionario ha remarcado en una entrevista para el medio británico UnHeard News que en Estocolmo y Helsinki deben ser conscientes de que en el momento en que ambas naciones se adhieran a la Alianza Atlántica, ese paso será respondido con "medidas espejo por parte de Rusia", recoge la agencia rusa TASS.

El presidente y la primera ministra de Finlandia, Sauli Niinisto y Sanna Marin, respectivamente, han anunciado a primera hora de este jueves su apoyo a la posible adhesión del país a la OTAN y han recalcado que la entrada de Helsinki en la Alianza Atlántica "fortalecería la seguridad de Finlandia".

Tras ello, el ministro de Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, ha asegurado que su país no se enfrenta a una "inminente amenaza militar" pero ha señalado que la agresión rusa contra Ucrania ha cambiado el entorno de seguridad europeo y finlandés, en pleno debate sobre el ingreso a la OTAN. 

Un llamamiento histórico

"Finlandia debe solicitar su ingreso en la OTAN sin demora. Esperamos que los pasos a nivel nacional aún necesarios para tomar esta decisión se tomen rápidamente en los próximos días", dijeron este jueves el presidente, Sauli Niinistö, y la primera ministra, Sanna Marin, de Finlandia en un comunicado conjunto.

El país nórdico se había beneficiado durante décadas de mantener una relación privilegiada con la Unión Soviética y con la Federación Rusa, pero la actual "operación militar especial" rusa en Ucrania precipitó los acontecimientos.

Precisamente, antes de iniciar su intervención militar en Ucrania, Rusia había exigido a la OTAN garantías de seguridad de que no aceptaría en su seno a ninguna antigua república soviética y de que retiraría su infraestructura militar de los países que ingresaron después de 1997.

En particular, el presidente ruso, Vladímir Putin, se refería a Georgia y Ucrania, país que ha renunciado a entrar en la Alianza Atlántica, pero aspira a adherirse a la Unión Europea

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión