Internacional
Suscríbete por 1€

guerra en UCRANIA

Putin tiene problemas para suplir las enormes bajas en su Ejército

Sin una declaración formal de guerra no puede enviar soldados de reemplazo -aunque lo ha hecho-, y se acusan ya las deserciones.

A portrait of Russian President Vladimir Putin in a cross depicting his tomb is seen at a checkpoint outside Dnipro
A portrait of Russian President Vladimir Putin in a cross depicting his tomb is seen at a checkpoint outside Dnipro
JORGE SILVA

El experto ruso en temas militares, Serguéi Zhirnov, calcula que Rusia envió 150.000 efectivos a Ucrania al comienzo de la invasión, de los que, según sus datos, 30.000 perecieron y, subraya, «por lo menos 60.000 pudieron resultar heridos». Más de la mitad de los componentes del operativo o casi los dos tercios habrían quedado fuera de combate.

Ante esta situación, el presidente Vladímir Putin podría movilizar a la población masculina y enviarla a luchar a Ucrania en el caso de que existiera una declaración de guerra previa. Pero el impacto que tal medida tendría en la sociedad rusa aconseja limitarse por ahora a la «operación especial militar».

Una fórmula que no permite legalmente obligar a nadie a combatir ni a echar mano de los jóvenes que están haciendo la mili. Todo el peso de la operación recae exclusivamente sobre los militares profesionales, los que ya pertenecían a las Fuerzas Armadas y los que, mediante contrato, se están alistando en medio de la campaña de enganche que el Ministerio de Defensa ruso está impulsando para suplir las abultadas pérdidas que suman cada día sus efectivos en Ucrania.

En Rusia existe el servicio militar obligatorio para todos los varones de 18 a 27 años. Dura 18 meses, aunque los que tienen estudios superiores solo han de cumplir un año con la posibilidad de acomodar los plazos a sus necesidades académicas. Pero a los soldados de reemplazo no se les puede enviar a un conflicto. Así lo anunció a principios de marzo el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu.

Luego se descubrió, sin embargo, que a Ucrania fueron destinados jóvenes, muchos con los 18 años recién cumplidos, que estaban haciendo la mili. Putin protestó y dispuso una investigación para esclarecer cómo se les envió al campo de batalla. Pero mucho después, tras el hundimiento del Moskvá, el pasado 14 de abril se supo que gran parte de la tripulación que pereció en el naufragio eran marineros de reemplazo.

El Ministerio de Defensa se centra en reclutar el mayor número posible de 'kontráktniki', civiles con experiencia en Ejército, Policía, Guardia Nacional o servicios secretos. Se les ofrece un contrato profesional. Aunque es posible que los alistamientos no sean demasiado escrupulosos en cuanto a destreza en el manejo de las armas.

Sueldos y compensaciones

El oficial de la inteligencia rusa y antiguo comandante en jefe de las fuerzas rebeldes de Donetsk, Ígor Guirkin (Strelkov) ha denunciado repetidamente las deserciones entre los militares de base contratados, a los que, al parecer, no se les puede aplicar la ley marcial.

El sueldo de un soldado raso de contrato oscila entre los 35.000 y los 100.000 rublos (500 y 1.500 euros). Hay controversia sobre la compensación a las familias de los militares rusos muertos en Ucra nia. Kiev ha llegado a hablar de un único pago de 10.000 rublos (150 euros), pero el presidente checheno, Ramzán Kadírov, cuyos soldados participan en el asalto a la acería de Mariúpol, asegura que «la familia de un militar caído en Ucrania recibe dos millones de rublos» (casi 31.000 euros).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión