Internacional
Suscríbete por 1€

Abramovich y dos negociadores ucranianos tuvieron síntomas compatibles con el envenenamiento

Según 'The Wall Street Journal', el dueño del Chelsea y otros miembros de la delegación sufren lagrimeo, inflamación de ojos y descamación de la piel tras una reunión en Kiev con negociadores rusos.

El millonario ruso Roman Abramovich.
El millonario ruso Roman Abramovich.
Archivo

El empresario ruso Roman Abramovich y dos miembros de la delegación ucraniana en las negociaciones de paz han sufrido síntomas compatibles con un posible envenenamiento por agentes químicos tras una cita en Kiev con negociadores rusos para hablar de la invasión de Ucrania. Según informa 'El Confidencial', que cita a 'The Wall Street Journal' y a la publicación especializada en inteligencia y seguridad 'Bellingcat', entre los síntomas se se incluyen inflamación de ojos, lagrimeo constante y doloroso, y descamación de la piel en rostro y manos.

Abramovich y los miembros del equipo ucraniano que participa en las conversaciones con Rusia que resultaron afectados han mejorado desde entonces y sus vidas no corren peligro, según las fuentes citadas por el WSJ. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien se reunió recientemente con el dueño del Chelsea, no se ha visto afectado, según la oficina de la presidencia.

Una persona cercana a Abramovich, quien hizo gestiones entre los bandos en los primeros compases de las negociaciones, dijo desconocer quién podría haber sido el culpable del envenenamiento. Sin embargo, las fuentes citadas por el diario estadounidense responsabilizan al ala más radical del poder ruso que, según afirman, buscaban sabotear las negociaciones para poner fin a la guerra. 

Farida Rustamova, periodista independiente rusa, reportó que una fuente cercana le confirmó que el oligarca perdió la vista durante varias horas y fue tratado en una clínica de Estambul por sus síntomas.

El historial de Rusia detrás de envenenamientos presuntamente perpetrados por el régimen de Putin es amplio. Uno de los casos más sonados fue el del exespía Alexander Litvinenko, que fue envenenado con polonio a través de un té contaminado que tomó en un céntrico hotel de Londres. Su familia sostiene que Moscú está detrás de la muerte de Litvinenko, aunque el Kremlin siempre ha negado su implicación. Hasta su fallecimiento fue un sonado crítico de la deriva de Putin y de los servicios secretos rusos.

También sufrió un envenenamiento Alexei Navalny. El considerado como principal opositor a Putin se encuentra en prisión, de donde no saldrá al menos en la próxima década al estar acusado por el Kremlin de numerosos delitos. En 2020 fue envenenado con Novichok y tuvo que ser ingresado de urgencia primero en Rusia y después en Alemania, donde fue evacuado porque se temía por su vida. Estuvo varias semanas en estado grave y los investigadores creen que el Gobierno ruso está implicado directa o indirectamente en el caso. Navalny ya había sido atacado en 2017 con otro agente nervioso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión