Internacional
Suscríbete por 1€

Rusia rechaza negociar una tregua humanitaria en la cumbre ministerial con Ucrania

La nueva cumbre de negociación entre Moscú y Kiev termina sin avances y con el único de compromiso de continuar el diálogo. 

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.
El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.
Reuters

La reunión de los ministros de Exteriores de Ucrania y Rusia, el encuentro de más alto nivel desde que comenzó la invasión rusa hace dos semanas, ha terminado sin avances para acordar treguas y corredores humanitarios, ante la negativa de Moscú a abordar este jueves el tema.

Tras apenas dos horas, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, y el de Rusia, Serguéi Lávrov, terminaron la reunión que mantuvieron este jueves en la ciudad turca de Antalya sin más acuerdo que el de mantener abierto el diálogo.

Kuleba, que aseguró haber acudido para negociar especialmente un pasillo para evacuar la ciudad de Mariúpol, asediada por las tropas rusas, achacó el fracaso a que su interlocutor no tenía autoridad para asumir compromisos.

"Hablamos de un alto el fuego de 24 horas para resolver los asuntos humanitarios más urgentes. No hemos hecho progresos porque, al parecer, en Rusia hay otras personas que deciden eso", dijo el diplomático.

Diálogo en Bielorrusia

De hecho, Lávrov insistió en que el único formato viable para negociar son los contactos a un nivel político más bajo, que se vienen celebrando en Bielorrusia.

"Vine con un propósito humanitario, salir de la reunión con la decisión de organizar un corredor humanitario hacia y desde Mariúpol para los civiles que quieren huir de este área. Y un corredor humanitario para llevar ayuda humanitaria", explicó Kuleba en rueda de prensa al terminar la cumbre.

"Desafortunadamente, el ministro Lávrov no estaba en posición de un compromiso, pero hablará de este tema con las autoridades correspondientes", añadió.

Kuleba se mostró sorprendido porque, como ministro de Exteriores, Lávrov acudiera a la cumbre sin autoridad para negociar.

"No vamos a rendirnos"

Preguntado sobre si Rusia estaría dispuesta a un cese de las hostilidades, con un compromiso de Ucrania de no entrar en la OTAN y no reconocer la independencia de dos provincias pro rusas en el Este del país, Kuleba afirmó que su sensación tras la reunión de este jueves es que Moscú "no está en este momento en posición de acordar un alto el fuego".

Kuleba dijo que su interlocutor le transmitió que el ataque seguirá hasta que Ucrania acepte todas sus demandas y se rinda.

"Estamos listos para buscar soluciones diplomáticas equilibradas, pero no vamos a rendirnos", afirmó el ministro.

Lávrov, por su parte, reiteró las condiciones para parar la guerra: la desmilitarización y lo que Rusia llama la "desnazificación" de Ucrania, en su tesis de que el Gobierno de ese país está formado por nazis.

Intermediación turca

Los dos ministros accedieron a encontrarse en Turquía tras un intensa intermediación diplomática del Gobierno turco.

Tras la cumbre, el ministro de Exteriores turco, Mehmet Çavusoglu, matizó que de una primera cita así "no se pueden esperar milagros", y apuntó que ambas partes se mostraron dispuestos a que haya un encuentro entre los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Ucrania, Volodímir Zelenski.

"Ambos bandos defendieron sus posturas de manera muy civilizada. Nadie elevó la voz. Por supuesto no esperábamos que se cumplieran las demandas", reconoció el ministro turco.

Lávrov justificó el bombardeo ruso de un hospital infantil de Mariúpol, el martes pasado, en que no había pacientes porque el complejo se había convertido en base de una milicia ultranacionalista ucraniana.

Acusó a los medios europeos de presentar únicamente el punto de vista ucraniano e insistió en que "hay una rusofobia en todo Occidente dirigida desde Estados Unidos".

También dijo que las fuertes sanciones impuestas por Occidente no lograrán minar la economía rusa.

Posible neutralidad

Kuleba, por su parte, volvió a denunciar que Rusia está cometiendo crímenes de guerra en Ucrania.

El ministro ucraniano se mostró abierto a que Ucrania renuncie a entrar en la OTAN, siempre y cuando se le ofrezca un "sistema de garantías similar" al de la Alianza que tenga el respaldo de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, incluida Rusia, y de todos sus países vecinos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión