Internacional
Suscríbete por 1€

Apple, Nike y Adidas, entre otras, se desvinculan de Rusia

Netflix y otras productoras internacionales cancelan sus próximos estrenos en territorio ruso por la invasión a Ucrania

Imagen de archivo de un iPhone
Imagen de archivo de un iPhone
PIXABAY

Apple ha anunciado este martes que ha detenido todas las ventas de sus productos en Rusia como respuesta a la invasión a Ucrania y que la plataforma de pago Apple Pay así como otros servicios también han sido "limitados".

En un comunicado, la compañía ha señalado que la semana pasada tanto Russia Today (RT) como Sputnik fueron retirados de la App Store para su descarga y se deshabilitó el tráfico y los incidentes en vivo en Apple Maps en Ucrania "como medida de seguridad y precaución para los ciudadanos ucranianos". Desde el gigante tecnológico han recordado que también se dejó de exportar productos a Rusia.

"Continuaremos evaluando la situación y estamos en comunicación con los gobiernos sobre las acciones que estamos tomando. Nos unimos a todos aquellos que piden la paz", ha subrayado.

En este contexto, el vice primer ministro ucranio, Mykalio Feodorov, ya pidió a Apple que bloqueara el suministro de productos y servicios a sus clientes de Rusia, una medida más que forma parte de la ofensiva internacional para presionar a Vladimir Putin.

El CEO de la compañía estadounidense, Tim Cook, mostró en un mensaje publicado en Twitter su preocupación por la situación en Ucrania. "Estamos haciendo todo lo posible por nuestros equipos allí y apoyaremos los esfuerzos humanitarios locales. Pienso en las personas que ahora mismo están en peligro y me uno a todos los que piden la paz", expresó en redes sociales.

Del mismo modo, Nike ha paralizado "temporalmente" la venta de sus productos en Rusia tanto en su sitio web como en sus aplicaciones. La marca de ropa deportiva ha asegurado que "no puede garantizar la entrega de productos a los clientes en Rusia".

Nike ha hecho este anuncio en su página web de Rusia aunque no ha especificado si se trata de una nueva política corporativa o una respuesta tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

"Nike actualmente no puede garantizar la entrega del producto a los compradores en Rusia. Por lo tanto, las compras en el sitio web nike.com y la aplicación Nike no están disponibles temporalmente en esta región. Visita tu tienda Nike más cercana", ha informado la compañía en su web rusa.

La firma deportiva alemana Adidas también ha suspendido su relación con la Federación Rusa de Fútbol tras la invasión de Ucrania y la suspensión de las selecciones y los clubes rusos de las competiciones internacionales.

Adidas ha suministrado las equipaciones de Rusia desde 2008 y recientemente renovó su acuerdo en 2018, pero ahora detendrá el acuerdo con efecto inmediato.

El lunes, la FIFA y la UEFA acordaron suspender a las selecciones nacionales de Rusia y a los clubes rusos de todas las competiciones, por lo que el combinado masculino fue excluido de la repesca y no estará en el Mundial de Catar, la selección femenina queda fuera de la Eurocopa de Inglaterra y el Spartak de Moscú, de la Liga Europa. 

Ford se desvincula de Rusia y participa en ayuda humanitaria a Ucrania

Otra multinacional que se desvincula de Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania es Ford que suspendió este martes sus operaciones en Rusia  y anunció que donará 100.000 dólares a un fondo de ayuda humanitaria para asistir a los desplazados por el conflicto armado.

El fabricante de automóviles anunció su decisión en un comunicado en el que indicó que "está profundamente preocupado por la invasión de Ucrania y las amenazas a la paz y la estabilidad", por lo que ha decidido "revaluar" sus operaciones.

Aunque en los últimos años Ford ha reducido su dimensión en Rusia, en la actualidad la compañía estadounidense producía y vendía en este país furgonetas comerciales a través de la empresa conjunta Sollers Ford.

Ford dijo que, pese a que sus operaciones en Ucrania son muy reducidas, muchos ucranianos trabajan para Ford y la empresa "seguirá apoyándolos durante este periodo".

Desde que hace cinco días Rusia invadió Ucrania, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea han impuesto sucesivas sanciones económicas a Moscú.

Durante el fin de semana, los países del G7 y la UE decidieron excluir a Rusia del sistema de pagos bancarios SWIFT para limitar la capacidad de Moscú de financiar la invasión de Ucrania.

Además, los aliados occidentales han impuesto otro tipo de sanciones como el cierre de sus espacios aéreos a aerolíneas y aviones rusos y medidas contra la fortuna personal del presidente ruso, Vladímir Putin.

Productoras internacionales niegan sus películas a Rusia

Los estudios Universal Pictures confirmaron también este martes que no estrenarán sus nuevas películas en Rusia por la invasión de Ucrania, siguiendo la decisión adoptada antes por The Walt Disney Company y Warner Bros.

"En respuesta a la actual crisis humanitaria en Ucrania, Universal Pictures ha pausado los estrenos que estaban planeados en Rusia", indicó la compañía en un comunicado.

'Belfast', 'Ambulance', 'The Bad Guys' y 'Jurassic World Dominion' son algunos de los títulos afectados por la medida.

El lunes por la noche tanto el grupo The Walt Disney Company como Warner Bros. tomaron la misma decisión.

Un importante número de empresas del mundo de la tecnología y el entretenimiento -en su mayoría radicadas en California (EE.UU.)- están respondiendo de manera similar a la guerra de Ucrania.

Netflix confirmó el lunes que no cumplirá con la nueva ley audiovisual de Rusia, que obligaría a la plataforma a incluir una veintena de canales públicos para poder operar en el país.

La legislación, cuya entrada en vigor estaba prevista para el 1 de marzo, impone a Netflix y a otros servicios audiovisuales la emisión de contenidos de medios afiliados al Kremlin como Channel One, la cadena de entretenimiento NTV y el Canal de la Iglesia ortodoxa.

Horas antes, la tecnológica Meta comunicó que restringirá en sus redes sociales -que incluyen Facebook, Instagram y WhatsApp- el acceso a la cadena RT y a la agencia Sputnik, medios afiliados al Gobierno ruso, por petición de la Unión Europea.

También Twitter, otra red social estadounidense, anunció este lunes que añadirá una advertencia en los mensajes que compartan enlaces y noticias de medios controlados por el Kremlin, de los que también tratará de reducir su circulación en la plataforma.

"Nuestro producto debe facilitar la comprensión de quién está detrás del contenido que ve y cuáles son sus motivaciones e intenciones", añadió el jefe de Integridad de esa plataforma, Yoel Roth.

La empresa aeronáutica americana suspende relaciones con Rusia y cierra su oficina en Kiev

El fabricante de aviones Boeing Co. ha decidido suspender sus actividades en Rusia y ha cerrado temporalmente su oficina en Kiev, la capital ucraniana, debido a la intensificación de la guerra en Ucrania.

En un comunicado de la compañía con sede en Washington, que citan medios locales, Boeing precisó que había dejado de proporcionar repuestos, mantenimiento y servicios de soporte técnico a las aerolíneas rusas.

La compañía suspenderá las operaciones del Boeing Design Center (BDC), centro neurálgico de apoyo a nivel global y uno de los puntos de diseño más importantes de la empresa.

Según el medio especializado aviacionline.com, el BDC de Moscú fue clave en el diseño del 787 Dreamliner y del 747 Dreamlifter, y también provee asistencia de incidentes 24/7 en coordinación con otros centros. Aproximadamente 500 ingenieros dependen directamente de la oficina moscovita.

El portal asegura que Boeing tiene una fuerza laboral de unos 1.300 empleados en el territorio ruso. Además del centro de diseño, la compañía inauguró en 2016 un centro de entrenamiento en Skolkovo, en las afueras de Moscú.

Otros 1.100 empleados dependen del centro de ingeniería de Kiev, que lleva el nombre de Stepan Tymoshenko, científico y profesor ucraniano-estadounidense considerado el fundador de la ciencia moderna en el campo de los materiales y las construcciones aeroespaciales, recuerda la página.

En los últimos días, países de todo el mundo han impuesto sanciones a las aerolíneas rusas, limitando su capacidad para utilizar aviones alquilados, volar sobre Europa Occidental o comprar repuestos.

Boeing es una de las últimas grandes compañías que han decidido dejar de operar en territorio ruso después de que el presidente del país, Vladimir Putin, decidiera invadir Ucrania y desatar una guerra que hoy entre en su séptimo día.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión