Internacional
Suscríbete por 1€

Alemania advierte a Putin contra la tentación de subestimar a Occidente

El canciller Olaf Scholz anunció que su país invertirá 100.000 millones en su ejército y más de 2 % en defensa.

Scholz, en una sesión especial en el Bundestag por la invasión de Ucrania.
Scholz, en una sesión especial en el Bundestag por la invasión de Ucrania.
Fabrizio Bensch/Reuters

El canciller alemán, Olaf Scholz, advirtió hoy al presidente ruso, Vladímir Putin, en contra de subestimar la determinación de Occidente, al tiempo que se refirió al "gran desafío" de evitar que la guerra que libra el jefe del Kremlin en Ucrania se traslade a otros países de Europa.

"Nos atenemos sin peros a nuestro deber de asistencia en la OTAN. Se lo he dicho también a nuestros aliados en Europa Central y Oriental que temen por su seguridad. Putin no debería subestimar nuestra determinación de defender junto a nuestros aliados cada metro cuadrado del territorio de la Alianza", afirmó.

En un discurso ante el Bundestag (cámara baja) en el marco de una sesión extraordinaria para analizar la situación en Ucrania, Scholz subrayó la seriedad de sus palabras y aseguró que con la entrada de un país a la OTAN la voluntad como aliado es defender ese país.

Además, el canciller, anunció una partida extraordinaria única de 100.000 millones de euros para dotar a las fuerzas armadas alemanas y la inversión anual de más del dos por ciento del producto interior bruto en defensa. 

Entre los grandes desafíos está el de "evitar que la guerra de Putin se traslade a otros países de Europa", señaló y agregó que con la invasión de Ucrania, el presidente ruso "no quiere sólo borrar un país independiente del mapa", sino que "destruye el orden de seguridad europeo" cimentado desde hace casi medio siglo en el Acta Final de Helsinki.

Scholz acusó a Putin de querer "erigir un imperio ruso" y reorganizar radicalmente Europa de acuerdo a sus ideas, para lo cual no teme el uso de la violencia militar, advirtió.

El canciller habló de una "nueva era", lo cual significa, dijo, "que el mundo de después ya no será el mismo que el mundo de antes".

"En el centro de la cuestión está la pregunta de si el poder puede violar la ley, de si le permitimos a Putin girar hacia atrás las manecillas del reloj a los tiempos de las grandes potencias del siglo XIX o si tenemos la fuerza de poner límites a belicistas como Putin", agregó.

Subrayó que el presidente ruso quiere dividir el continente con la violencia de las armas en "zonas de influencia bien conocidas", con consecuencias para la seguridad de Europa, que está siendo amenazada por Putin.

"Aceptamos este desafío de los tiempos, de manera sobria y decidida", aseguró

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión