Internacional
Suscríbete por 1€

El G7 impondrá sanciones "devastadoras" a Rusia tras la invasión de Ucrania

Así lo anunció Biden este jueves tras la reunión de las siete grandes potencias mundiales.

Macron, durante la reunión por videoconferencia del G7
Macron, durante la reunión por videoconferencia del G7
Reuters

El presidente estadounidense, Joe Biden, aseguró este jueves que ha acordado con sus aliados en el G7, el grupo de las siete grandes potencias mundiales, imponer paquetes de sanciones que serán "devastadoras" para Rusia tras su invasión de Ucrania.

"Esta mañana me reuní con mis homólogos del G7 para conversar sobre el ataque injustificado del presidente (ruso, Vladímir) Putin a Ucrania", escribió Biden en su cuenta oficial de Twitter.

"Acordamos imponer paquetes de sanciones y otras medidas económicas devastadoras para conseguir que Rusia rinda cuentas. Estamos del lado del valiente pueblo de Ucrania", agregó.

Después de la reunión virtual con el G7, en la que Biden participó desde la sala de crisis ('Situation Room') de la Casa Blanca, el grupo emitió un comunicado que suscriben los líderes de Canadá, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, además de Estados Unidos.

Esos dirigentes condenaron la invasión rusa de Ucrania, prometieron a ese país "apoyo y solidaridad inquebrantables" y expresaron su compromiso con la "democracia y sus valores universales comunes".

"Estamos unidos en la determinación de dar respuestas comunes tanto a los desafíos de naturaleza sistémica como a las crisis inmediatas de nuestro tiempo", señala la nota conjunta.

Biden, que tiene previsto anunciar este jueves nuevas sanciones a Rusia, se reunió antes del encuentro del G7 con miembros de su equipo de seguridad nacional para analizar cómo responder al ataque ruso, que comenzó esta madrugada y ha supuesto ya la muerte de varias decenas de personas. 

"Detener el derramamiento de sangre"

Los líderes del G7 han considerado la ofensiva militar lanzada por Rusia en Ucrania como una "grave violación del Derecho Internacional" y han instado al presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenar el repliegue de tropas y "detener el derramamiento de sangre".

Para los líderes del G7, se trata de un ataque "no provocado y completamente injustificado" contra un país democrático, por lo que han adelantado que habrá sanciones económicas "graves y coordinadas" entre los aliados occidentales.

Asimismo, han prometido trabajar "codo con codo" junto a Ucrania frente a una amenaza que, según han apuntado, trasciende a Europa. "Ha cambiado de manera fundamental la situación de seguridad euroatlántica. Putin ha reintroducido la guerra en el continente europeo", han lamentado.

Los líderes firmantes del comunicado, entre los que figuran el estadounidense Joe Biden, el británico Boris Johnson, el francés Emmanuel Macron y el alemán Olaf Scholz, ven a Putin "en el lado equivocado de la historia". Le han pedido directamente que "detenga el derramamiento de sangre" y emprenda "inmediatamente" medidas que permitan rebajar tensiones.

"Reafirmamos nuestro inquebrantable compromiso con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania dentro de las fronteras y las aguas territoriales reconocidas internacionalmente, así como el derecho de cualquier país soberano de determinar su propio futuro y sus acuerdos de seguridad", han añadido tras los contactos. 

Suministro de energía

Los gobiernos del G7 coinciden en la necesidad de endurecer las sanciones contra Rusia, aunque por el momento no han entrado detalles sobre su alcance ni han aclarado hasta qué punto pueden afectar a sectores estratégicos. Alemania, que ocupa la presidencia temporal de este bloque, suspendió esta semana el proceso de certificación del gasoducto 'Nord Stream 2'.

Los jefes de Estado y de Gobierno han dicho que vigilan "de cerca" la evolución de los mercados de petróleo y de gas y han apostado por una coordinación entre productores y consumidores en aras del "interés colectivo".

En este sentido, confían en la "estabilidad" de los suministros globales, si bien se han mostrado "listos para actuar" en caso de que la actual escalada de tensiones bélicas provoque problemas en este ámbito.

"España defenderá la legalidad internacional"

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha condenado las "inaceptables" acciones militares del Gobierno ruso de Vladimir Putin en Ucrania y le ha acusado de violar la legalidad internacional; al tiempo que ha asumido que el conflicto provocará consecuencias económicas en España y en toda la Unión Europea, especialmente en materia energética.

En una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha exigido a Putin que cese la "invasión" de Ucrania y la "violación flagrante" de su soberanía nacional e integridad territorial. "España defenderá la legalidad internacional, se desvivirá por restablecer la paz y se mostrará solidaria con las poblaciones afectadas por el conflicto", ha garantizado.

Pero además, ha avanzado que el conflicto "sin duda" tendrá un impacto en la economía española y europea y ha asegurado que la UE lleva tiempo preparando la respuesta para tomar "cuantas medidas sean necesarias para mitigar el impacto económico y energético". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión