Internacional
Suscríbete por 1€

internacional

Ramón Jimeno: "Kazajistán es rico en uranio, y ser rico a veces es un problema"

El exoficial de la Embajada de España en Moscú analiza el conflicto de Asia Central.

Ramón Jimeno, al calor de un café ante el mapa de Kazajistán en el café La Candelaria de Zaragoza.
Ramón Jimeno, al calor de un café ante el mapa de Kazajistán en el café La Candelaria de Zaragoza.
Francisco Jiménez

El año nació con una revuelta en Kazajistán, una ex república soviética en Asia Central. El zaragozano Ramón Jimeno vivió en primera persona la caída de la URSS, terremoto cuyas sacudidas todavía replican en el conflicto kazajo.

¿Qué hacía en Moscú en 1991?

Había ido a estudiar allí. Apenas estudiábamos ruso en Zaragoza cuatro extasiados comunistas y yo. Como éramos tan pocos, si pedías una beca, era relativamente sencillo que te la concedieran.

Y allí le pilló el Golpe de Estado…

Un día nos despertamos y vimos los tanques en las calles. Desde la embajada nos indicaron la conveniencia de regresar a España; pero yo pensé que un golpe de Estado no ocurre todos los días y me incorporé al círculo de defensa popular de la Casa Blanca.

¿No era el Kremlin?

No. El Kremlin era la sede del Gobierno de la URSS; la Casa Blanca, la del Gobierno de Rusia, por así decirlo. Allí estaba Boris Yeltsin. A Mijail Gorbachov le cogió el golpe de vacaciones en Crimea.

El caso es que usted apareció en el balcón cerca de Yeltsin cuando el golpe fue sofocado. Las fotos dieron la vuelta al mundo.

Me movía bien con un carnet de la Cruz Roja y con otro del Heraldo de Aragón…

¿Qué me dice…?

Hablaba mucho con su compañero Ramón J. Campo. Fue un tiempo apasionante.

Regresó a Moscú para trabajar en la Embajada de España en 1999.

Antes me licencié en Derecho, hice un máster en Asuntos Europeos, en Educación y un postgrado en Belfast. A Moscú volví como oficial de la embajada en Asuntos Políticos y Gestión Cultural.

¿Qué se encontró allí una década después?

El desvanecimiento del Estado. La gente se había dado cuenta que era mentira lo que los comunistas les habían vendido. Sin embargo, sí era real lo que les habían dicho del capitalismo. El Estado había desaparecido. Parte del poder había pasado a las mafias, a oligarcas.

Mafias y oligarcas que pasaron a gestionar los inmensos recursos naturales de los países de la antigua URSS.

Kazajistán es un claro ejemplo. Kazajistán es un país rico en uranio, y ser rico a veces es un problema… Mucho más ahora, cuando el mundo valora la energía nuclear, pues no daña la capa de ozono. Kazajistán y Rusia forman la mayor frontera continua del planeta, más que Canadá con Estados Unidos. China, otra potencia mundial, también hace frontera. Además, es uno de los países que más ‘acuña’ criptomoneda: no hay un banco central detrás que emita moneda.

¿Y eso de que la capital se llame con el nombre de pila del expresidente? Como si Madrid pasase a llamarse Mariano (Rajoy).

Sería cómico si no fuera trágico… Otro indicador claro de la situación. La capital, la antigua Astaná, se llama ahora Nursultán por el expresidente Nursultán Nazarbáyev. La anterior capital fue Alma Ata, ciudad que conozco.

¿Qué camino siguió después de dejar Moscú?

En 2006, me llamaron de la Expo para el Departamento de Autoridades y Personalidades.

Allí estaba usted, de cicerone de Mijail Gorbachov por Zaragoza.

Sin duda, uno de los grandes personajes del siglo XX. Fuera de Rusia se le valora mucho más que en Rusia. Putin lo tiene mucho más claro con los oligarcas: él no se mete con los oligarcas y los oligarcas no se meten en política.

También trabajó en Moncloa.

En Presidencia del Gobierno. Concretamente, con Zapatero.

¿Con Zapatero...?

Sí. Una experiencia preciosa como consejero del Alto Representante para la Presidencia Española en la Unión Europea.

Y tras este itinerario fascinante, ¿qué hace ahora?

Estoy entregado a la educación en el Colegio Montearagón y en el Colegio Mayor Miraflores.

¿Por qué?

Porque las embajadas y los ministerios son importantes, pero el mundo se cambia de verdad desde la educación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión