Internacional
Suscríbete

El Senado italiano tumba la ley que pretendía castigar los delitos de odio contra el colectivo LGTBI

El texto fue impulsado hace ya más de tres años por el legislador Alessandro Zan, miembro del Partido Democrático, y contaba con el visto bueno de la Cámara de Diputados. 

Foto de archivo de banderas del orgullo gay
Foto de archivo de banderas del orgullo gay.
HA

El Senado de Italia ha rechazado este miércoles seguir con la tramitación de una propuesta de ley que habría penalizado la violencia y los delitos de odio contra personas LGTBI o con discapacidad, en un triunfo de la ultraderecha, que había solicitado una votación secreta en la Cámara Alta.

La Liga de Matteo Salvini y Hermanos de Italia, dirigido por Giorgia Meloni, habían argumentado que la reforma restringe la libertad de expresión y va en contra de los valores tradicionales. Con una votación secreta, sus tesis han triunfado, ya que por 154 a 131, los senadores han aprobado una moción que aparca cualquier debate inminente.

El texto fue impulsado hace ya más de tres años por el legislador Alessandro Zan, miembro del Partido Democrático, y contaba con el visto bueno de la Cámara de Diputados. "Se ha traicionado un pacto político que quería que el país avanzara hacia la civilización", ha lamentado Zan en su cuenta de Twitter.

El rechazo del Senado no entierra definitivamente el texto, pero le obliga a volver prácticamente a la casilla de salida y demora su hipotética aprobación incluso varios años. Como primera parada, volverá a debatirse en comisión, aunque no antes de seis meses, según 'Il Corriere della Sera'.

Entre quienes han celebrado la votación en el Senado está Salvini, que da por "derrotada" la "soberbia" del PD y del Movimiento 5 Estrellas (M5S), partidos con los que comparte actualmente Gobierno. Según el exministro del Interior, las formaciones de izquierda han rechazado cualquier mediación, "incluso las formuladas por el Santo Padre".

También Meloni ha aplaudido la caída de una iniciativa "pésima" y, como Salvini, ha culpado a los propios promotores de no haber rehuido el consenso para defender principios "surrealistas" como la promoción de contenido LGTBI en centros educativos, ya que a su juicio no tienen nada que ver con la discriminación del colectivo, según la agencia AdnKronos.

Por su parte, Letta ha criticado a quienes quieren frenar los avances y, aunque admite que los detractores de la reforma "ganaron" en el Senado, ha insistido en que Italia "está en otro lugar". "Pronto se verá", ha subrayado el líder del PD en Twitter. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión