Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

afganistán

La amenaza de atentado en Kabul obliga a los aliados europeos a cerrar las evacuaciones

Miles de afganos continúan agolpados en el aeropuerto de Kabul a pesar de las amenazas de los talibanes para que abandonen la zona.

Miles de afganos esperan en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul a ser evacuados del país.
Miles de afganos esperan en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul a ser evacuados del país.
D. Martinon/Reuters

Numerosos países europeos han anunciado sus últimas operaciones de evacuación de afganos y nacionales desde Kabul ante el deterioro de la seguridad en el aeropuerto, con el temor a atentados inminentes como factor también determinante.

Francia, Países Bajos, Dinamarca, Bélgica, Polonia y Hungría son algunos de los países que dan por cerrado su operativo de evacuación, mientras desde Londres se apunta la posibilidad de un atentado de gran alcance en Kabul en las próximas horas, una hipótesis alimentada por el creciente deterioro de la seguridad en la capital afgana y en su aeropuerto.

Así, el Gobierno británico alertó este jueves de que un ataque terrorista "altamente letal" podría ser perpetrado en el aeropuerto de Kabul de manera "inminente", mientras prosiguen las operaciones de evacuación de refugiados en Afganistán.

El secretario de Estado de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, James Heappey, reveló que se han recibido "informaciones muy creíbles" que apuntan a la posibilidad de que pueda producirse un atentado terrorista "inminente" y "grave" en la capital afgana.

"La credibilidad de informaciones ha llegado al punto en el que creemos que (la posibilidad de que ocurra un atentado terrorista) es muy inminente, un ataque altamente letal, posiblemente en Kabul", dijo hoy el político en un programa de la BBC.

Estados Unidos difundió a última hora del miércoles una alerta por la amenaza de ataque terrorista en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, donde miles de personas continúan agolpadas a pesar de los exhortos de los talibanes para abandonar la zona. Así, la Embajada norteamericana en Kabul ha recomendado irse "inmediatamente" de las principales puertas y evitar acercarse a las inmediaciones del aeródromo salvo que haya "instrucciones" precisas por parte de algún representante de Washington.

En las últimas horas, varios países han lanzado mensajes similares, entre ellos Australia y el Reino Unido. El viceministro estadounidense de Fuerzas Armadas, James Heappey, ha asegurado este jueves en declaraciones a la BBC que hay informaciones "muy creíbles" de un "ataque inminente".

Mientras, el primer ministro belga, Alexander de Croo, se ha hecho eco también de esta alerta, derivada de "fuentes americanas y de otros países" y que apunta a un posible atentado suicida. "Desde el principio de las operaciones, hemos visto que la situación en Kabul es muy caótica y peligrosa", ha reconocido en una comparecencia.

Varios países han interrumpido ya sus trabajos de evacuación por los riesgos de seguridad y los problemas logísticos. Sin embargo, según datos facilitados el miércoles por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, unas 10.000 personas esperaban en el aeropuerto su traslado fuera de Afganistán.

Los talibanes advirtieron esta semana de que no facilitarían la llegada al aeródromo de ningún ciudadano afgano y también exhortaron a la población a abandonar la zona, aludiendo igualmente. El grupo insurgente se ha comprometido a que, pasado el 31 de agosto, los afganos con documentación en vigor podrán abandonar el país en vuelos civiles.

Amenaza del Dáesh

Con los talibanes ya prácticamente al mando del país, la principal amenaza ahora deriva de Estado Islámico, que se hace llamar en Afganistán Estado Islámico Provincia de Jorasán. El nombre alude a una región histórica que a día de hoy se reparte entre Afganistán y Pakistán y su objetivo es compartido con otras organizaciones afines: imponer una estricto régimen bajo la 'sharia' o ley islámica.

El grupo, surgido en enero de 2015, se nutre de una amalgama de talibanes afganos y pakistaníes. Sus doctrinas son incluso más duras con los talibanes, a los que consideran herejes y a quienes recriminaron el acuerdo de paz sellado en febrero de 2020 con el entonces Gobierno de Estados Unidos, encabezado por el Donald Trump, punto de partida del repliegue extranjero.

En los últimos años, Estado Islámico Provincia de Jorasán ha sufrido varias derrotas militares y la detención de algunos de sus principales líderes, pero ha terminado creciendo al albor del caos en que se ha visto sumido Afganistán y ha seguido perpetrando atentados, también en Kabul. Entre sus objetivos figuran desde autoridades locales y fuerzas extranjeras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión