Internacional
Suscríbete

AFGANISTÁN

Grecia y Turquía refuerzan sus muros fronterizos para rechazar a los refugiados afganos

"No podemos esperar pasivamente el posible impacto de esta crisis", advierte el gobierno de Atenas.

Inmigrantes de Afganistán llegan a una playa de Lesbos tras cruzar el Egeo desde Turquía.
Inmigrantes de Afganistán llegan a una playa de Lesbos tras cruzar el Egeo desde Turquía.
ALKIS KONSTANTINIDIS/Reuters

Los afganos que intenten escapar de su país tras el éxito de los talibanes y no consigan hacerlo por medio del aeropuerto de Kabul van a encontrarse con dos muros en caso de que traten de llegar a pie a Europa. El primero es el que Turquía, que acoge a 3,7 millones de refugiados sirios y a cerca de 120.000 afganos, está levantando en su frontera con Irán. Ya se han completado 156 kilómetros y se espera llegar a los 243.

El segundo muro es el que separa la linde terrestre entre Grecia y Turquía, donde el país heleno cuenta con una valla dotada de un moderno sistema de vigilancia con videocámaras de visión nocturna, sensores e incluso alarmas acústicas para aturdir a quien trata de cruzar la frontera. Las sirenas producen un ruido de 160 decibelios, 40 más de las que emite un avión al despegar.

«No seremos y no podemos ser la vía de entrada a Europa para los refugiados y migrantes que puedan intentar venir a la UE», advirtió esta semana el ministro de Migración y Asilo griego, Notis Mitarakis, en declaraciones a la televisión pública ERT. Su colega en el Gobierno de Atenas, Michalis Chrisochoidis, ministro de Protección Ciudadana, reafirmó al visitar la región fronteriza de Evros, donde se han reforzado los controles, que Grecia «no puede esperar pasivamente el posible impacto» de la crisis afgana y subrayó que «nuestras fronteras seguirán siendo inviolables».

Al otro lado del Egeo, la situación del país centroasiático tras la conquista de Kabul por parte de los talibanes también preocupa al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. En una conversación telefónica con el primer ministro heleno, Kyriakos Mitsotakis, Erdogan coincidió en el «serio desafío para todos» que supone la posible ola de refugiados que abandonen Afganistán. Por ello el líder turco pidió tomar las «medidas necesarias» en aquel país y en Irán para evitar una llegada masiva de desplazados a sus fronteras.

Fuentes del Gobierno de Atenas citadas por el diario griego 'Macropolis' señalaron que será necesario que Bruselas ofrezca nuevos incentivos económicos a Ankara para que se haga cargo de los refugiados afganos e impida que lleguen a Grecia. Se repetiría así la forma de actuar con la que Bruselas respondió a la crisis migratoria de 2015, protagonizada por refugiados sirios. El ministro Mitarakis advirtió esta semana que Atenas no está dispuesta a que se repita lo sucedido hace seis años, cuando más de un millón de solicitantes de asilo arribaron a su territorio desde Turquía atravesando la frontera terrestre o cruzando el Egeo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión