Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

afganistán

Biden: "Las fuerzas afganas no están dispuestas a pelear"

El presidente de Estados Unidos defiende su decisión y culpa a Trump y a Ghani: "Nunca hubo un buen momento para retirarse y por eso seguíamos allí".

Joe Biden, ayer en la Casa Blanca tras hablar sobre Afganistán
Joe Biden, ayer en la Casa Blanca tras hablar sobre Afganistán
LEAH MILLIS/Reuters

Como en el 11-S cuando George W. Bush estaba en paradero desconocido, Estados Unidos necesitaba ayer ver a su comandante en jefe para que les reconfortara por las desgarradoras imágenes que estaban viendo por televisión. Joe Biden había estado recluido en la residencia vacacional de Camp David mientras los talibanes ocupaban Afganistán a velocidad relámpago. Para algunos analistas, aquello no era solo el caótico final de la guerra más larga de EE. UU., sino el del imperio americano.

Los asesores del presidente también intentaban dar sentido a la realidad, pero el tiempo apremiaba. Biden pretendía enfrentar «en los próximos días» a la nación, pero tuvo que dejar ayer las montañas de Maryland en helicóptero para dar la cara ante la opinión pública. El país necesitaba escucharle, pero sobre todo los miles de veteranos que se han dejado la piel y hasta las piernas en Afganistán. ¿Valió la pena? Esa es la pregunta que tortura a todos. Les hacía falta escuchar que no fue culpa suya, que lucharon heroicamente por su país y que el desastre que ven no será para ellos un nuevo Vietnam, porque si algo detestan los estadounidenses es a los perdedores.

El primer presidente en 40 años que llega la Casa Blanca habiendo mandado a su propio hijo a la guerra no les escatimó palabras de apoyo, pero tampoco dio al pueblo estadounidense lo que demandaban los jueces políticos para esta debacle histórica: una disculpa.

Biden destacó que «los políticos afganos se han rendido, han huido (...). Nuestras tropas no pueden, ni deben luchar y morir en una guerra que las fuerzas afganas no están dispuestas a pelear». Volvió a recordar el dinero que Estados Unidos ha destinado a esta guerra y enumeró los esfuerzos económicos realizados para capacitar, formar y mantener a las fuerzas de seguridad afganas y lamentó que lo único que no están en condiciones de facilitarles son «las ganas de luchar por su país».

Biden defiende la retirada de Afganistán y culpa del caos al Gobierno del país

«Gastamos más de un billón de dólares. Entrenamos una fuerza militar afgana de unos 300.000 efectivos, increíblemente bien equipada. Una fuerza mayor en tamaño que las fuerzas armadas de muchos de nuestros aliados de la OTAN. Les dimos todas las herramientas que podían necesitar. Pagamos a sus salarios, nos encargamos del mantenimiento de su fuerza aérea», enumeró.

"Defiendo mi decisión"

«Hay algunas unidades y soldados de las fuerzas especiales afganas muy valientes y capaces, pero si Afganistán no puede ahora organizar una resistencia real a los talibán, no hay posibilidad de que la presencia estadounidense un año más, o cinco, o veinte años más, hubiera valido para algo», añadió.

«Defiendo mi decisión vehementemente. Después de veinte años he aprendido por las malas que nunca es un buen momento para sacar a las tropas estadounidenses, por eso seguimos ahí», enfatizó Biden. El presidente remarcó que la misión en Afganistán «nunca fue la construcción de una nación», sino «atrapar» a los responsables de los atentados del 11 de septiembre y evitar que Al Qaeda utilizara el territorio afgano «como base» para sus operaciones terroristas contra Estados Unidos.

Si ayer el mundo entero comparaba las imágenes de los afganos encaramados en su desesperación al ala de los aviones militares con la de los helicópteros de Saigón en 1975, el exjefe de la CIA y ex secretario de Defensa Leon Panetta pensaba en bahía de Cochinos y John F. Kennedy. «Todo se desarrolló muy rápido y el presidente pensó que saldría bien pero no fue el caso», recordó el político demócrata de 83 años. «El presidente Kennedy aceptó su responsabilidad en lo ocurrido y yo le recomendaría enfáticamente al presidente Biden que acepte la suya y admita que se han cometido errores».

La responsabilidad habría que repartirla entre los cuatro presidentes que han servido a lo largo de las últimas dos décadas, así como los muchos generales y altos mandos del Pentágono y de la Inteligencia que se han empeñado en pintar una imagen victoriosa de una guerra imposible de ganar. Para la Casa Blanca, «el presidente solo tenía por delante malas opciones y eligió la mejor que pudo», le defendió su asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan. Su cabeza es una de las primeras que reclaman los analistas, pero en esta guerra los únicos que decapitan son los talibanes, que en vísperas del 20 aniversario del 11-S disfrutan de la estampida americana.

La mayoría de los analistas coinciden en que lo que ocurre hoy en Afganistán es tan victoria talibana como derrota de EE. UU. y es esto lo que más les preocupa. Hubo también errores de cálculo y de Inteligencia, porque aunque el Pentágono había advertido que el país caería en el caos si Estados Unidos y la OTAN se retiraban demasiado rápido, nadie anticipó la velocidad de vértigo a la que ha ocurrido.

Trump tilda la retirada de vergonzosa y pide dimisión de Biden

El ex presidente estadounidense Donald Trump arremetió este lunes contra la administración de su sucesor, Joe Biden, y la retirada de tropas de Afganistán, que describió como "vergonzosa" e "incompetente", a la vez que pidió la dimisión del actual mandatario.

"Afganistán es el resultado militar más vergonzoso de la historia de EE. UU. ¡No tenía por qué haber sido así!", afirmó Trump en uno de los numerosos escuetos comunicados enviados a los medios tras la caída de Kabul en manos de los talibanes este domingo horas después de la huida del presidente afgano, Ashraf Ghani.

Asimismo, Trump criticó duramente el hecho de que EE.UU. retirara sus tropas del país antes de evacuar a los civiles que apoyaron a las fuerzas estadounidenses en las últimas dos décadas.

"Además, esta gente ha dejado (en Afganistán) equipamiento de primera categoría y altamente sofisticado. ¿Quién puede creer tanta incompetencia?", agregó.

El expresidente también pidió la dimisión de Biden, quien le derrotó en las pasadas elecciones presidenciales, no sólo por la "vergüenza", dijo, por lo que "ha permitido" que pase en Afganistán, sino por el "tremendo" aumento de casos de covid-19 y la "catástrofe en la frontera" entre EE. UU. y México, entre otras razones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión