Internacional
Suscríbete

MÉXICO LINDO Y QUERIDO (2)

Ciudad de México, la más grande de América

Ciudad de México supera los nueve millones de habitantes y tiene más de 21 millones si incluimos la llamada Zona Metropolitana del Valle de México, siendo la aglomeración urbana más grande de América Latina.

Vida cotidiana en México
Vida cotidiana en México
Gervasio Sánchez

El lunes 1 de octubre de 1984 llegué por primera vez a México. Acababa de finalizar los estudios de periodismo y quería ver con mis propios ojos qué estaba pasando en las guerras civiles de Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

Desembarqué en Ciudad de México y llegué en metro hasta el Zócalo, el corazón histórico de la capital mexicana, una de las plazas más grandes del mundo con sus 220 metros de lado de norte a sur y 240 metros de este a oeste.

Después, caminé unas decenas de metros hasta que encontré en la Avenida 5 de mayo el hotel ideal para mi pequeño presupuesto. Después de 24 horas de viaje desde Tarragona, donde entonces vivía, caí rendido y dormí diez horas de golpe.

Aquel hotel se convirtió en mi pequeño cuartel general durante aquel primerizo viaje. Menos de un año después, a las 7.19  del 19 de septiembre de 1985 la capital del país, se vio sacudida con un terremoto de magnitud 8,1 y el hotel se hundió para siempre.

Durante los días siguientes visité la catedral metropolitana y los restos del Templo Mayor de Tenochtitlán, destruido por Hernán Cortes en agosto de 1521, hace 500 años. Dice la leyenda que el templo se hallaba en el punto exacto donde los aztecas también llamados mexicas vieron “el águila posada sobre un cactus con una serpiente en el pico”, el lugar que se convirtió a partir de entonces en el centro del universo.

Ciudad de México supera los nueve millones de habitantes y tiene más de 21 millones si incluimos la llamada Zona Metropolitana del Valle de México, siendo la aglomeración urbana más grande de América Latina. La avenida de los Insurgentes tiene una longitud de 28.8 kilómetros y atraviesa la mayor parte de la capital mexicana.

Habitación de León Trotsky en el Museo de Coyoacán
Habitación de León Trotsky en el Museo de Coyoacán
Gervasio Sánchez

En junio de 1991 tuve la paciencia de recorrerla entera a pie durante una larga jornada que empezó muy temprano. Me pareció tan singular que me planteé hacer un gran reportaje sobre una de las avenidas más grandes del mundo. Pero nunca he tenido el tiempo suficiente para cumplir mi promesa cuando he regresado a la capital mexicana en viajes posteriores.

Nunca me he cansado de visitar el Museo Nacional de Antropología, uno de los mejores museos del mundo. Construido en la década de los sesenta del siglo XX se necesita varias jornadas para verlo con calma y su visita es imprescindible si se quiere conocer la exquisita riqueza prehispánica y las culturas amerindias contemporáneas de uno de los países más complejos del mundo.

Como suelen pasar en Perú con los incas, en México las grandes civilizaciones y culturas azteca y maya han marginado el pasado riquísimo de los olmecas, toltecas, zapotecas, mixtecas, totonacas, huastecas.

Una de las culturas más antiguas y desconocidas es la civilización olmeca que se desarrolló en los estados sureños de Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Chiapas. Conocida como la madre de las culturas de Mesoamérica hay evidencias históricas de esta cultura desde hace 3.000 años. En diferentes puntos del país se pueden ver las cabezas colosales de 40 toneladas de peso que representaban a sus gobernantes.

En 2012 pasé unos días en casa de mi amigo Enric Marti, uno de los mejores fotógrafos y editores del mundo (su último éxito ha sido organizar el trabajo de Emilio Morenatti con el que ha ganado el Premio Pulitzer por su cobertura de la pandemia en Barcelona), en el barrio de Coyoacán, “el lugar de los coyotes” en lengua náhuatl, la macro lengua con la que se comunican los indígenas mexicanos.

Aquí estuvo el cuartel general de Hernán Cortés tras la caída de Tenochtitlán y fue en este barrio donde el emperador azteca Cuahtemoc fue torturado para que revelara la ubicación del supuesto gran tesoro de los indígenas derrotados.

Hoy es como un pequeño pueblo apacible con estrechas calles de la era colonial o virreinal, rodeado de autopistas y barrios de grandes rascacielos, donde viven muchos artistas locales y residentes extranjeros.

Museo Anahuacalli, diseñado por Diego Rivera, para albergar su colección de arte prehispánico
Museo Anahuacalli, diseñado por Diego Rivera, para albergar su colección de arte prehispánico
Gervasio Sánchez

El museo Frida Kahlo está situado en la Casa Azul, donde nació, vivió y murió la artista mexicana y donde mantuvo una relación a menudo tempestuosa con Diego Rivera. Inaugurado como museo en 1958 en él se expone sus objetos personales, incluidas sus propias pinturas o algunas de Diego Rivera, esculturas precolombinas, obras de arte popular, fotografías, libros y su colección de vestidos.

Un museo inolvidable y lamentablemente poco visitado es el Anahuacalli, diseñado por Diego Rivera para albergar su impresionantes colección de arte prehispánico formada por 45.000 piezas individuales, dos mil de las cuales forman parte de la exposición permanente distribuidas en 23 salas.

Otra cita imprescindible en Coyoacán es el Museo León Trotsky, el hogar donde vivió el revolucionario soviético con su esposa Natalia y en el que sufrió un mortal atentado por Ramon Mercader el 20 de agosto de 1940, muriendo al día siguiente. Se exhibe las habitaciones de Trotsky, sus muebles y objetos personales, tal y como el líder ruso los dejara al morir. En el patio una tumba engalanada con una hoz y un martillo contiene las cenizas del líder de la Revolución Rusa, enfrentado a Josef Stalin, obligado a huir y condenado a muerte in absentia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión