Internacional
Suscríbete

Biden exige a Putin que tome medidas contra los responsables de los ciberataques en EE. UU.

Hasta un millar de pequeñas y medianas empresas norteamericanas, muchas de ellas firmas informáticas, se vieron afectadas por un nuevo ataque a gran escala ocurrido este pasado fin de semana, del mismo grupo que afectó al proveedor de carne JBS Foods esta primavera. 

Encuentro entre Biden y Putin
Encuentro entre Biden y Putin
SPUTNIK

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha mantenido una conversación telefónica con su homólogo ruso, Vladimir Putin, a quien ha exigido que tome medidas para detener a los grupos responsables de los últimos ataques informáticos en suelo norteamericano.

Hasta un millar de pequeñas y medianas empresas norteamericanas, muchas de ellas firmas informáticas, se vieron afectadas por un nuevo ataque informático a gran escala, ocurrido este pasado fin de semana, del mismo grupo que afectó al proveedor de carne JBS Foods esta primavera.

La banda de delincuentes Revil, que se cree que opera en Europa del Este o Rusia, ha atacado esta vez a un proveedor de software conocido como Kaseya, cuyos productos son ampliamente utilizados por las empresas de gestión informática y otros ámbitos, según una alerta de la firma especializada en seguridad informática Huntress Labs.

En su conversación con el presidente ruso, ambos líderes "subrayaron la necesidad de que Rusia tome medidas para interrumpir los grupos de ransomware que operan en Rusia", según un comunicado de la Casa Blanca recogido por ABC News.

Asimismo, el presidente Biden ha reiterado que "Estados Unidos tomará cualquier acción necesaria para defender a su gente y su infraestructura crítica frente a este desafío continuo", de acuerdo con la nota.

Sin pruebas

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, precisó después que, por ahora, Estados Unidos no tiene pruebas que indiquen que "el Gobierno ruso dirigió los ataques" contra Kaseya.

Sin embargo, recordó que el grupo REvil, de origen ruso y a quien los expertos apuntan como responsable, "opera desde Rusia, con filiales en todo el mundo".

"Creemos que (el Gobierno ruso) tiene una responsabilidad de actuar" contra esos grupos que operan desde su país, subrayó Psaki durante su rueda de prensa diaria.

La portavoz no quiso dar ningún detalle sobre la posible respuesta de Estados Unidos, al asegurar que no quería "dar pistas" de sus represalias.

El ciberataque de Kaseya se produce después de los sufridos en los últimos meses en EE. UU. como el de Colonial, la mayor red de oleoductos de Estados Unidos, y JBS, el procesador de carne más grande del mundo, que fueron víctimas de operaciones similares por piratas informáticos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión