Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El Ejército de Burkina Faso mata a ocho terroristas en la zona donde asesinaron a los periodistas españoles

Según un oficial del Estado Mayor, las operaciones de rastreo continúan, pero es difícil saber si los terroristas "neutralizados" están vinculados con la muerte de David Beriáin, Roberto Fraile y del irlandés Rory Young.

Ataque terrorista en Burkina Faso
Ataque terrorista en Burkina Faso
AFP / AHMED OUOBA

El Ejército de Burkina Faso mató a ocho terroristas en operaciones de rastreo en la zona del este del país donde fueron asesinados los dos periodistas españoles y un conservacionista irlandés la semana pasada, confirmaron a las Fuerzas Armadas en un informe remitido este miércoles a Efe.

"Ocho terroristas han sido neutralizados tras operaciones de peinado y se ha recuperado material" en el territorio entre las localidades de Natiaboani y Pama, señaló el documento de la Dirección de Comunicación y Relaciones públicas del Ejército.

Según dijo a Efe un oficial del Estado Mayor que pidió el anonimato, las operaciones de rastreo continúan, pero es difícil saber si los terroristas "neutralizados" están directamente vinculados con el asesinato de los periodistas españoles David Beriáin y Roberto Fraile, y el conservacionista irlandés Rory Young.

"Es una zona de muy difícil acceso con un denso bosque. Los cazadores furtivos y los terroristas suelen refugiarse en él antes de salir a operar", declaró el oficial.

Beriáin y Fraile, especializados en conflictos armados, grababan un documental sobre la caza furtiva y Young les servía de guía cuando el convoy en el que viajaban fue atacado el 26 de abril en la Región del Este por individuos armados y los mataron.

Fuentes de las fuerzas de seguridad revelaron entonces a medios locales que los agresores también se llevaron doce motocicletas, un dron y transmisores y receptores de frecuencia.

Aunque ningún grupo ha reivindicado, hasta la fecha, la autoría del ataque, esa región sufre atentados yihadistas desde el verano de 2018, pero, tras un periodo de relativa calma, se ha reanudado su intensidad.

El pasado lunes, los terroristas atacaron la localidad de Kodyel, localidad en el este del país cerca de la frontera con Níger, y mataron a 25 personas, según las autoridades burkinesas.

Burkina Faso padece la lacra del yihadismo desde abril de 2015, cuando miembros de un grupo afiliado a Al Qaeda secuestraron a un guardia de seguridad rumano en una mina de manganeso en Tambao, en el norte del país. El hombre aún sigue desaparecido.

La región más afectada por la inseguridad es la del Sahel, situada en el norte y que comparte frontera con Mali y Níger, aunque también se ha expandido a provincias limítrofes, como la región Centro-Norte, y al este del país.

Los actos terroristas se atribuyen al grupo local burkinés Ansarul Islam, a la coalición yihadista del Sahel Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (GSIM) y al Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS), que atacan también en los países vecinos con los que Burkina Faso comparte frontera, Mali y Níger.

En el país ya hay más de un millón de personas fuera de sus hogares -más de uno de cada 20 habitantes- en la que es considerada la crisis de desplazados con un crecimiento más rápido del mundo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión