Internacional
Suscríbete

Acusan a un príncipe de Liechtenstein de la caza ilegal de un oso en Rumanía

La organización ecologista Agent Green dice que el príncipe Emanuel abatió a Arthur, un oso pardo de 17 años.

Imagen de archivo de un oso pardo
Imagen de archivo de un oso pardo
HA

La organización ecologista rumana Agent Green acusó este miércoles a un príncipe de Liechtenstein de abatir de manera ilegal a un oso durante una cacería en Rumanía.

"Arthur tenía 17 años y era el oso pardo más grande visto en Rumanía y probablemente en la Unión Europea (UE)", indica en un comunicado el presidente de Agent Green, Gabriel Paun.

Según la ONG, el príncipe Emanuel de Liechtenstein había obtenido un permiso especial para cazar a una hembra de oso que había creado problemas en zonas habitadas de la provincia transilvana de Covasna, en el centro de Rumanía.

En vez de cazar a esta osa, asegura Agent Green, el noble abatió al oso Arthur, que la ONG tenía catalogado como de alto valor como animal.

"Está claro que el príncipe no ha venido a resolver el problema de la gente de la zona, sino a matar al oso para llevarse a casa el trofeo más grande posible y colgarlo en la pared", añade Paun, quien no cree que el noble cometiera la presunta ilegalidad por error.

El primer ministro rumano, Florin Citu, ha puesto en duda las cualidades excepcionales del oso abatido.

"Parece que no todas las informaciones que se han hecho públicas son correctas y que el oso no era el más grande", ha declarado.

Las autoridades han abierto una investigación sobre lo ocurrido.

Zonas de Transilvania como Covasna han experimentado ataques a humanos o destrozos en cultivos o propiedades por parte de osos que bajan a buscar comida a áreas habitadas.

Las autoridades locales atribuyen este fenómeno al crecimiento de la población de este mamífero desde que Rumanía prohibiera su caza regular en 2016.

Estas autoridades proponen como solución que vuelvan a darse habitualmente permisos de caza, lo que, argumentan, reportaría también beneficios económicos a estas zonas rurales.

El ministro rumano de Medio Ambiente, Tanczos Barna, se ha mostrado en varias ocasiones favorable a recurrir a la caza para controlar las poblaciones de osos desde que asumió el cargo en diciembre de 2020.

Más de la mitad de los osos pardos de la UE viven en Rumanía, donde organizaciones ecologistas estiman la población de la especie en unos 6.000 y las asociaciones de cazadores la sitúan en más de 10.000.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión