Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El embajador italiano en Congo murió en un tiroteo y no fue ejecutado

La autopsia a los cuerpos sin vida del diplomático Luca Attanasio y del carabiniere Vittorio Iacovacci hace pensar que recibieron los balazos cuando la Policía intentaba liberarles.

Llegada a Roma del cadáver de Luca Attanasio
Llegada a Roma del cadáver de Luca Attanasio
Reuters

Luca Attanasio, el embajador italiano en la República Democrática del Congo (RDC) fallecido el pasado lunes, no fue ejecutado, sino que murió por los disparos recibidos durante el tiroteo que se produjo entre la Policía y el grupo armado que intentó secuestrarle en el noreste del país cuando circulaba con un convoy de la ONU. Lo mismo ocurrió con Vittorio Iacovacci, el carabiniere que le acompañaba y que también falleció en el ataque. Eso es lo que muestran los primeros resultados de la autopsia a la que fueron sometidos este miércoles los cuerpos de ambos tras ser repatriados a Roma.

Tanto Attanasio como Iacovacci recibieron dos disparos cada uno. Al diplomático las balas le perforaron el abdomen, mientras que al carabiniere una le traspasó un costado y otra se le quedó incrustada en la base del cuello. Era un proyectil de un fusil de asalto AK-47, que podría haber impactado primero en el antebrazo izquierdo, donde el agente tenía múltiples fracturas. La Fiscalía de Roma, que ha abierto una investigación para tratar de aclarar el ataque, ordenó que se realizaran pruebas balísticas ulteriores.

Según la hipótesis que se baraja, el objetivo de los bandidos era secuestrar a los italianos. Para ello bloquearon primero el convoy de la ONU, formado por dos vehículos. Tras asesinar al chófer Mustafa Milambo Maguna, se llevaron a una zona boscosa a Attanasio, a Iacovacci y a Rocco Leone, funcionario italiano del Programa Mundial de Alimentos que logró salvar la vida. Cuando las fuerzas de seguridad congoleñas trataron de rescatarles se produjo un tiroteo en el que perdieron la vida el diplomático y el carabiniere. Según el Gobierno de la RDC, los secuestradores pertenecían al Frente Democrático de Liberación de Ruanda, una milicia hutu que opera en la zona. Este jueves se celebrarán los funerales de Estado de Attanasio y Iacovacci en una iglesia de Roma.

Etiquetas
    Comentarios
    Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión