Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Draghi se mete en el bolsillo a los partidos italianos

El nuevo Gobierno liderado por el expresidente del Banco Central Europeo contará con un amplio respaldo parlamentario pues solo una fuerza política le niega su apoyo.

Mario Draghi posible alternativa a Conte.
Mario Draghi.
FABIO FRUSTACI

Los partidos italianos hacen cola para apoyar al nuevo Gobierno encabezado por Mario Draghi. El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) concluyó este sábado con un arrollador éxito su primera ronda de consultas con las fuerzas políticas después de que, el pasado miércoles, el jefe del Estado, Sergio Mattarella, le encargara formar un Ejecutivo tras la dimisión del anterior primer ministro, Giuseppe Conte. Draghi comenzará el lunes una segunda vuelta de conversaciones con los líderes de los grupos parlamentarios que servirá para cerrar la composición de su Gabinete, cuyo éxito en la moción de investidura, que aún no tiene fecha, parece asegurado, pues se han comprometido a apoyarle todos los partidos con representación en las Cámaras a excepción de Hermanos de Italia, la formación ultraderechista liderada por Giorgia Meloni.

La 'conversión' que están viviendo los líderes de las fuerzas políticas italianas con Draghi alcanza incluso a dos grupos que, en un primer momento, no parecían dispuestos a sostenerle. Se trata del Movimiento 5 Estrellas (M5E), el más numeroso del Parlamento, y de la Liga de Matteo Salvini, líder de la coalición de derechas que, hasta ahora, estaba en la oposición. "Cuando se forme un nuevo Gobierno nosotros estaremos siempre con lealtad", dijo Vito Crimi, jefe de filas interino del M5E, envainándose así sus palabras de hace unos días, cuando descartaba que la formación 'anticasta' fuera a apoyar a Draghi.

El expresidente del BCE se ganó el sostén del M5E en una reunión en la que participaron los pesos pesados del partido, liderados por su cofundador, el cómico Beppe Grillo. También estaba presente Conte, que podría seguir en el nuevo Gobierno como ministro de Asuntos Exteriores u en otra cartera de peso. El jefe del anterior Ejecutivo parece además cada vez más cerca de convertirse en el líder político que necesita el M5E. Los últimos sondeos, realizados antes de que tuviera que presentar su dimisión, le otorgaban una popularidad del 58%, un extraordinario capital político que Conte podría poner al servicio de los 'anticasta' en lugar de formar su propio partido, como se venía especulando.

Salvini, que en principio pedía la convocatoria de elecciones anticipadas, justificó su 'conversión' a Draghi con un sorprendente ataque de sinceridad y pragmatismo. "Yo prefiero estar y controlar. Prefiero estar en la habitación donde se decide si el dinero se usa bien o mal en lugar de estar fuera mirando", comentó el líder de la Liga. Hacía referencia a los hasta 209.000 millones de euros que Italia recibirá de la Unión Europea en el programa de ayudas contra las consecuencias de la pandemia. "Ese dinero tendrá que ser devuelto por nuestros hijos. En este sentido nuestra sintonía con Draghi es total, hemos hablado de dinero usado para el desarrollo", dijo.

Junto al M5E y la Liga apoyarán al Ejecutivo comandado por el expresidente del BCE el Partido Democrático (PD), la lista izquierdista Libres e Iguales, Forza Italia de Silvio Berlusconi e Italia Viva, la pequeña formación centrista liderada por Matteo Renzi. El abandono de la anterior coalición gubernamental por parte de Renzi detonó la crisis que ha acabado llevando a Draghi a las puertas del poder. Los medios locales especulan que su Gabinete podría contar con 20 ministros: 8 técnicos y 12 políticos. Estos últimos cargos se repartirían según el peso de los partidos en el Parlamento: 3 para el M5E, 2 para el PD, la Liga y FI, y uno para Italia Viva, Libres Iguales y los pequeños grupos minoritarios. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión