Despliega el menú
Internacional

Un nuevo mapa de colores marcará la prohibición de los viajes no esenciales en la UE

Bruselas señalará las áreas con mayor expansión del coronavirus y sus variantes para fijar cierres quirúrgicos.

Aeropuerto de Heathrow en Londres.
Aeropuerto de Heathrow en Londres.
EFE

La Comisión Europea presentará este lunes próximo la estrategia que debería neutralizar el riesgo de un nuevo cerrojazo caótico de las fronteras intraeuropeas. La propuesta llega en el contexto de un nivel de alerta "alto/muy alto" de contagio comunitario por la mayor transmisibilidad de las mutaciones del virus, de la que alertaba el pasado jueves el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Y debería servir para coordinar esa prohibición de viajes no esenciales ya inevitable en la Unión Europea.

Los detalles avanzados por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, giran en torno a un nuevo marcador visual (un rojo más intenso que el que hoy define las zonas de alto riesgo). Identificaría las regiones donde la propagación del coronavirus está desbocada, incluso con porcentajes de expansión de las nuevas variantes.

Un nuevo tono para el actual mapa codificado, con colores que van desde el verde para el bajo riesgo hasta el naranja (medio) y el rojo. La "redefinición" de las zonas de riesgo epidemiológico mantendría en activo la guía "coordinada" que consiguió evitar el cierre de fronteras en la segunda ola. "Las fronteras deben permanecer abiertas para garantizar el funcionamiento del mercado único, en particular la circulación de bienes y servicios esenciales. No obstante puede ser necesario adoptar medidas que restrinjan los viajes no esenciales para contener la propagación del virus", señaló el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Test obligatorios y cuarentenas

Así que la opción de ese 'rojo intenso' permitiría plantear el 'sesgo quirúrgico' a unos desplazamientos internos que de estar "estrictamente desaconsejados" quedarían prohibidos de forma expresa. Países como Bélgica ya se adelantaron este viernes planteando el veto a los viajes no esenciales (turísticos y por motivos no justificados) fuera del país durante todo el mes de febrero. El incumplimiento conllevaría sanciones.

El paquete de recomendaciones de la Comisión Europea convertirá también en obligatorios los test en origen y las cuarentenas en destino. Algo que en la práctica vienen imponiendo desde hace meses muchos Estados miembros. Y que por supuesto será inevitable en el caso de los desplazamientos autorizados con terceros países.

Etiquetas
Comentarios