Despliega el menú
Internacional

Al menos siete personas mueren en un potente terremoto en Croacia

El seísmo ocurrió poco después de mediodía en Petrinja, pero pudo percibirse en una docena de países, como Hungría y Austria

Al menos siete personas perdieron este martes la vida como consecuencia de un terremoto ocurrido poco después de mediodía en Croacia. El seísmo tuvo su epicentro en la ciudad de Petrinja, al norte de Zagreb, y alcanzó una magnitud de 6,2 grados en la escala Ritcher, provocando una gran devastación y el derrumbamiento total o parcial de numerosos inmuebles.

Los daños no solo afectaron a esta localidad de 25.000 habitantes, sino también a las poblaciones de alrededor, donde los ciudadanos se echaron a la calle nada más percibir que los edificios y el suelo "se movían". El temblor pudo sentirse en una docena de países de Centroeuropa y los Balcanes y sucede a otro fenómeno de menor magnitud ocurrido el pasado marzo a unos 60 kilómetros de Petrinja donde no hubo fallecimientos.

De momento, las autoridades informaron anoche de la existencia de siete víctimas mortales, entre ellas una niña de doce años, pero no descartaban que pudieran aparecer más cuerpos a medida que se realizaban las labores de desescombro. Varios testigos explicaron a los medios que la ciudad quedó devastada y numerosos inmuebles se vinieron abajo con el temblor. "Por fortuna, hay muchas casas bajas, pero bastantes están ocupadas por una única familia, por lo que las tragedias son importantes", indicaba añoche un rescatista en una emisora de radio.

Movilización del Ejército

El número de heridos podría superar la veintena y la mayoría en estado grave. Seis de los siete fallecidos perecieron fuera de Petrinja. Al parecer, todos ellos son hombres y murieron en dos poblaciones próximas. Solo la niña de 12 años perdió la vida en la localidad epicentro del terremoto.

Inmediatamente después del suceso, el Gobierno movilizó al Ejército, que acudió en auxilio de los vecinos de los municipios afectados. A las labores se sumaron personal sanitario, policías y voluntarios. Los heridos fueron trasladados a varios hospitales del entorno en una operación rodeada de fuertes medidas sanitarias para evitar en lo posible la transmisión del coronavirus.

El Ejecutivo suspendió en esta zona las órdenes restrictivas vigentes en el país para facilitar la evacuación, entre ellas la prohibición de movilidad entre provincias. Aparte de los heridos, el Gobierno tiene previsto trasladar a hoteles y albergues de otros pueblos a la mayoría de los vecinos de Petrinja, ya que considera que la ciudad no es segura en estos momentos.

Los efectos del terremoto fueron tan intensos que en Zagreb, a 50 kilómetros de distancia, numerosas personas intentaron huir de la ciudad al creer que podrían estar en el epicentro del fenómeno. Asimismo, en Eslovaquia las autoridades decidieron cerrar de manera preventiva la planta nuclear de Krsko, un procedimiento "normal en caso de fuertes terremotos". Este se percibió con especial fuerza también en Hungría y Austria.

El seísmo se ha sentido también es su país vecino, Eslovenia
Etiquetas
Comentarios