Despliega el menú
Internacional

Lenta reanudación del tráfico en el Canal de la Mancha

La sanidad pública y el Ejército se despliegan para ofrecer a los transportistas el test rápido que requiere Francia.

Decenas de camiones se agolpan a la entrada del puerto de Dover tras la reapertura de la frontera.
Decenas de camiones se agolpan a la entrada del puerto de Dover tras la reapertura de la frontera.
FACUNDO ARRIZABALAGA/EFE

El ministro británico de Transporte del Reino Unido, Grant Shapps, manifestó su "esperanza" de que los 6.000 camioneros atrapados en Inglaterra podrán salir del monumental atasco "antes del fin de año", tras la reanudación en la mañana del miércoles del tráfico de ferris y trenes en el puerto de Dover y el Eurotúnel en Folkestone. Pasajeros y transportistas tendrán que presentar en la frontera una confirmación en correo electrónico o texto de que se han sometido a un test con resultados negativos. El mismo requisito de aplica a los franceses o residentes en Francia que viajen desde Reino Unido por otras vías.

Empleados de la organización de rastreo del Servicio Nacional de Salud se han desplegado en la región de Kent en la que se encuentran las terminales del transporte para hacer test rápidos, con resultado en cuarenta minutos, a los camioneros atrapados. También se han desplegado unidades del Ejército para aumentar la capacidad de hacer pruebas.

En torno a 35 ferris parten de los nueve atracaderos del puerto de Dover cada día y el Eurotúnel mueve seis trenes cada hora en momentos de mucha actividad, pero en su portal de reservas mantiene un horario reducido a tres o cuatro trenes en las fechas navideñas. Las dos compañías de ferri en Dover tienen muy pocos barcos planeados en sus horarios publicados.

Ayuda sij

La situación escandalosa de los camioneros es consecuencia de la decisión de Emmanuel Macron de cerrar la frontera al transporte de mercancías, aunque no estuvo cerrada durante el tiempo más agudo de la pandemia, porque los camioneros fueron considerados trabajadores esenciales. En su trabajo los transportistas tienen un alto nivel de distanciamiento físico del resto de las sociedad, han recordado sus representantes, y el problema se habría mitigado si el domingo se hubiesen exigido los test.

El Gobierno británico ha publicado en su página web instrucciones en inglés, neerlandés, polaco, rumano y búlgaro para que los camioneros no se acerquen a Dover. Aquellos que estén en camino deben dirigirse a la salida 8 de la autopista M20 y o al aeropuerto de Manston, con el código postal CT12 5FE, donde tienen más servicios disponibles y pueden hacerse el test.

La comunidad en torno a un templo sij en Gravesend, en el sudeste de Londres, se ha movilizado y está cocinando y transportando comidas calientes a los camioneros. Otros grupos sij de Inglaterra y organizaciones caritativas se han sumado también al esfuerzo de ayudar a los camiones, algo que no es sencillo por las dificultades del tráfico.

Etiquetas
Comentarios