Despliega el menú
Internacional

Los firmantes del acuerdo nuclear allanan el camino a Biden para volver al pacto

Sin condiciones previas ni cambios, y sin necesidad tampoco de alterar lo que se firmó en 2015, los firmantes quieren "garantizar una aplicación completa" del texto original.

U.S. President-elect Joe Biden announces members of his administration in Wilmington, Delaware
U.S. President-elect Joe Biden announces members of his administration in Wilmington, Delaware
MIKE SEGAR

Los firmantes del acuerdo nuclear esperan con los brazos abiertos al nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para intentar salvar el pacto. Los ministros de exteriores de China, Francia, Alemania, Rusia y Reino Unido y el Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, se reunieron por videoconferencia con el representante de Irán y le transmitieron su compromiso para "preservar el acuerdo".

Sin condiciones previas ni cambios, y sin necesidad tampoco de alterar lo que se firmó en 2015, los firmantes quieren "garantizar una aplicación completa" del texto original y están dispuestos a "responder positivamente" a la "perspectiva de un regreso de Estados Unidos" a la mesa. Las palabras pesan a la hora de mantener la confianza entre todas las partes y hablar de "preservar" el acuerdo es un paso adelante para quienes confían en mantenerlo vivo.

A falta de un mes para la llegada de Biden a la Casa Blanca, este paso es clave para apoyarle en su plan de volver a un acuerdo firmado por Barack Obama y del que Donald Trump se retiró de forma unilateral en 2018 por considerarlo "el peor pacto posible". Trump aspiraba a presionar a Teherán para renegociar el acuerdo e incluir limitaciones a su programa balístico y movimientos regionales, pero los iraníes se remiten al texto refrendado por todas las partes.

Teherán se aleja

Pese a que Irán cumplía su compromiso de limitar el enriquecimiento de uranio, conforme a todos los informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Trump volvió a imponer duras sanciones. La respuesta de Teherán ha sido ir dando pasos que le alejan del texto original, mientras enriquece uranio por encima de lo negociado. Pero sus dirigentes defienden que se trata de pasos reversibles y que solo esperan que Estados Unidos retire los castigos para volver a los puntos acordados.

Según el último informe de la AIEA la república islámica cuenta con unas reservas de uranio enriquecido de 2.449 kilos, cuando el tratado lo limita a 300 kilos. Un dato que llevó incluso a Trump a plantearse un ataque directo a Irán, según desveló el diario estadounidense 'The New York Times'.

El actual Gobierno iraní propició el acercamiento a EE. UU. para lograr el pacto, pero apenas le quedan seis meses antes de las próximas elecciones en las que los ultraconservadores podrían recuperar el poder.

Etiquetas
Comentarios