Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Conmoción en Italia por la absolución de un hombre que mató a su mujer por celos

Los casos de feminicidio se triplicaron durante el confinamiento decretado en primavera.

Dos policías patrullan por una calle de Brescia.
Dos policías patrullan por una calle de Brescia.
FILIPPO VENEZIA/EFE

Absuelto porque actuó movido por un "delirio de celos". Ese es el motivo que llevó esta semana pasada a un tribunal de Brescia (norte de Italia) a exculpar a Antonio Gozzini, un hombre de 70 años que en 2019 asesinó a su mujer, Cristina Maioli, una profesora de 63 años a la que primero le dio un golpe en la cabeza con un rodillo de cocina mientras dormía para degollarla a continuación. Luego permaneció durante horas junto al cadáver.

La sentencia ha vuelto a sacar a la luz las dificultades de una parte de la sociedad italiana para afrontar la cuestión de la violencia de género, un tema que hasta hace poco estaba desaparecido de los grandes medios de comunicación. El año pasado se vivió una situación similar cuando el tribunal de apelación de Bolonia redujo de 30 a 16 años de cárcel la pena de un hombre que había estrangulado a su compañera sentimental arguyendo que en el momento del crimen sufría una "tempestad emotiva". La Fiscalía recurrió al Supremo, que ordenó repetir el proceso. La apelación confirmó la condena a 30 años.

"Este tipo de sentencias son un insulto. Demuestran que dentro del sistema judicial sigue habiendo algunas personas que no están preparadas para afrontar el tema de la violencia contra la mujer", explica Maria Gabriella Carnieri Moscatelli, presidenta de Teléfono Rosa, entidad de referencia en la concienciación social frente al feminicidio. Pese a estos polémicos casos, celebra que se hayan creado fiscalías en las grandes ciudades especializadas en violencia doméstica y con personas "muy capaces y sensibles a este problema".

Monica Cirinna, senadora del Partido Democrático y 'madre' de la ley italiana sobre las uniones civiles entre personas del mismo sexo, considera que la sentencia del tribunal de Brescia supone "una vuelta al pasado" que deja un "terrible" mensaje a la opinión pública. "Este feminicidio no ha sido reconocido como tal y un marido presa de los celos puede asesinar a su mujer sin ser condenado a la cadena perpetua", lamenta la senadora.

En los 10 primeros meses del año se han contabilizado en Italia 85 feminicidios familiares, según el último informe Eures. Aunque la cifra es similar a la del año pasado, durante el confinamiento por el coronavirus en la pasada primavera los casos de violencia doméstica se dispararon. "Debido a las restricciones involuntariamente creamos un profundo malestar", reconoció el mes pasado el primer ministro, Giuseppe Conte, advirtiendo de que los feminicidios "se triplicaron" durante la cuarentena. En aquellas duras semanas, una mujer fue asesinada por su pareja cada dos días.

Para Carnieri Moscatelli, el aumento de casos durante el confinamiento fue parte de un problema más amplio: el incremento de la violencia familiar debido a la pandemia. "También ha habido más episodios violentos con los hijos y entre ellos. Al estar tanto tiempo dentro de casa se han producido situaciones muy difíciles. La escuela da a los chicos unas reglas y una disciplina. Hoy la gente está muy irritada y es más propensa a las peleas", asegura.

Un caso que refleja bien esa situación es el de una mujer ucraniana de 44 años al que su pareja, un italiano de 50 años, le rompió la pierna a martillazos durante el confinamiento. "Me dijo que no me mataría de un solo golpe, sino pegándome poco a poco", denunció la mujer, que vive ahora en una casa de acogida..

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión