Internacional
Suscríbete

Al menos 10.000 personas han muerto en Nigeria bajo custodia policial desde 2011 en la lucha contra los yihadistas

Amnistía Internacional denuncia un porcentaje demasiado "alto" de víctimas ancianas tanto en los actos cometidos por el grupo Boko Haram como por los militares. 

Comunidad de Bale, próxima a la localidad de Maiduguri,
Comunidad de Bale, próxima a la localidad de Maiduguri,

 Al menos 10.000 personas han muerto bajo custodia policial desde 2011 en la lucha que Nigeria mantiene contra el grupo yihadista Boko Haram en el noreste del país, según estimaciones publicadas este martes por Amnistía Internacional (AI), que denuncia un porcentaje demasiado "alto" de víctimas ancianas.

Tras analizar más de 120 imágenes de cadáveres llevados a una morgue desde el cuartel militar de Giwa en Maiduguri -principal centro de detención militar del estado de Borno- y conversar con personas que conocían la situación desde dentro, AI calcula que entre el 15 % y el 25 % de esos fallecidos eran ancianos.

"Este porcentaje es desproporcionadamente alto, pues aparentemente las personas mayores no representan más del 4 % de la población del noreste de Nigeria", denuncia AI en un informe, en el que describe a la tercera edad como la víctima "invisible" de un conflicto que les golpea por ambos costados.

"Cuando Boko Haram invade ciudades y pueblos, las personas mayores suelen ser de las últimas en huir, lo que las deja especialmente expuestas a la brutalidad y la represión del grupo armado", advierte Joanne Mariner, directora de Respuesta a las Crisis de AI, quien denuncia casos de torturas, secuestros y saqueos de sus víveres.

"Por su parte, en reiteradas ocasiones, las Fuerzas Armadas de Nigeria han matado a tiros en sus casas a personas mayores durante redadas en zonas controladas por Boko Haram", continúa Mariner, y "a miles se les ha negado su dignidad en condiciones infernales de detención militar y otros muchos cientos han muerto en la miseria".

La investigación, basada en más de 130 entrevistas con personas ancianas afectadas por la violencia yihadista, además de trabajadores humanitarios sobre el terreno, concluye que tanto los actos perpetrados por miembros de Boko Haram como los cometidos por militares podrían constituir crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Insuficiente ayuda humanitaria

El pasado 28 de noviembre, Boko Haram mató con machetes y cuchillos a más de 70 trabajadores agrícolas cerca del pueblo de Koshebe, en Borno; un ejemplo más de la creciente barbarie e inseguridad alimentaria que afecta a su vez a la tercera edad.

AI entrevistó a uno de los hombres liberados ese día por Boko Haram tras asesinar a dos de sus hijos: tenía 65 años y había sido desplazado por la violencia cinco años atrás.

"Esos muchachos son quienes me ayudan a seguir vivo", aseguró el entrevistado, que trabajada durante una semana como temporero agrícola, ya que la ayuda alimentaria que recibía como desplazado era irregular e insuficiente para su familia.

El saqueo de cosechas y ganado por Boko Haram y las severas restricciones militares de acceso a la ayuda humanitaria han creado una inseguridad alimentaria extrema para las personas mayores, según AI, que analizó informes de muerte por inanición de muchas de ellas.

Tras entrevistar a personas de avanzada edad en 17 campos del estado de Borno, la ONG detalla que ninguna de ellas había recibido ayuda específica por su edad, lo que las había obligado a mendigar y a privarse de medicación esencial.

"Con demasiada frecuencia, las personas mayores han sido ignoradas en la provisión de ayuda humanitaria en el noreste de Nigeria. Ya es hora de dejar de tratar a las personas ancianas como algo marginal", concluye Osai Ojigho, directora de AI en el país.

Boko Haram fue creado en 2002 en Maiduguri (capital de Borno) por el líder espiritual Mohameh Yusuf para denunciar el abandono del norte del país por las autoridades.

En aquel momento perpetraba ataques contra la Policía nigeriana, al representar al Estado, pero desde que Yusuf fue abatido por agentes en 2009 el grupo se radicalizó y empezó a atacar objetivos civiles.

Desde entonces, el noreste de Nigeria está sumido en un conflicto provocado por Boko Haram, que busca imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión