Despliega el menú
Internacional

ProFuturo permite continuar el curso a 5 millones de niños de todo el mundo durante la pandemia

El programa de educación digital impulsado por Fundación Telefónica y Fundación "la Caixa" ha formado durante estos meses a más de 500.000 docentes de 50 países de Latinoamérica, África y Asia.

ProFuturo permite continuar el curso a 5 millones de niños de todo el mundo durante la pandemia
ProFuturo permite continuar el curso a 5 millones de niños de todo el mundo durante la pandemia
ProFuturo

Con el objetivo de contribuir a mitigar el impacto de la covid-19 en la educación y de facilitar el aprendizaje fuera de las aulas, ProFuturo ha permitido que más de 5 millones de niños de todo el mundo pudieran terminar el curso escolar a pesar de la pandemia. Para ello, el programa de educación digital impulsado por Fundación Telefónica y Fundación "la Caixa" abrió en abril sus contenidos digitales de manera gratuita a docentes, estudiantes e instituciones y adaptó sus materiales para llegar a los desconectados. Además, durante este tiempo ha formado a 500.000 docentes de 50 países. En el Día Universal del Niño, ProFuturo llama la atención sobre el impacto que la pandemia todavía puede tener en el sector educativo, y reivindica la importancia de garantizar el derecho a la educación de todos los niños y niñas del mundo.

De acuerdo con la Unesco, todavía un 12,8% de la población mundial en edad escolar de 23 países está afectada por el cierre de escuelas y 23,8 millones de niños y jóvenes podrían abandonar el sistema educativo el año que viene. En el pico de la pandemia, el cierre de escuelas dejó a 1.200 millones de estudiantes sin clases en 143 países del mundo. Esta es una realidad que afecta, una vez más, a la población más vulnerable, que no dispone de los recursos necesarios para seguir estudiando desde casa.

Para contribuir a la continuidad de la educación, ProFuturo puso a disposición de estudiantes y docentes de todo el mundo 1.800 horas de contenidos de lengua, matemáticas, ciencia, tecnología y habilidades para la vida a través de su plataforma de aprendizaje, que abrió a la comunidad educativa mundial.

En las zonas más remotas donde el acceso a dispositivos electrónicos y la conectividad a Internet es limitada, ProFuturo intentó llegar a los niños y niñas a través de sus profesores, por ejemplo a través WhatsApp con el envío de links a las actividades. De esta forma se pudo establecer una comunicación bidireccional, para que también los niños y jóvenes pudieran comunicarse con sus profesores y hacerles llegar dudas y preguntas.

Para Rawaa Madi, coordinadora de proyecto en el Líbano, esta aplicación fue clave, ya que "permitió establecer un diálogo real entre los profesores y los estudiantes: los docentes enviaban la explicación y asignaban los deberes y los chicos contestaban con mensajes de voz o escritos para trasladar sus preguntas y comentarios".

Aunque el valor social, emocional y lugar físico de aprendizaje del colegio no pudo ser totalmente sustituido por la educación 'online', como recuerda Nicole, una niña de una escuela filipina en Malabón, donde aún no han regresado a las aulas: “Me entristeció saber que no podría ir al colegio por la pandemia, significaba que no podría ver a mis amigos, compañeros y profesores”.

“Mi colegio me está ayudando mucho todo este tiempo. Nos da módulos para poder seguir las lecciones y tenemos reuniones 'online' para poder conectar con nuestros profesores si nos surgen dudas y preguntas”, explica esta filipina a la que le encanta leer, su asignatura favorita es el inglés y que, a pesar de su corta edad, ya sueña con ser auxiliar de vuelo.

Innovación y creatividad para llegar más lejos

El programa de educación digital se vio en la necesidad de desarrollar soluciones creativas e innovadoras para llegar a los más vulnerables, a quienes carecen de conectividad. Así, durante este tiempo ha transformado sus contenidos digitales en 'workbooks', 'podcast', programas de televisión, mensajes de texto y una 'app offline' con formación docente. Por ejemplo, en Panamá adaptó sus recursos para que las clases pudieran ser emitidas por televisión a nivel nacional, con lo que han podido estudiar diariamente 200.000 niñas y niños; o en Brasil, donde se han emitido por diferentes radios 5 clases semanales de 22 minutos, acompañadas de cuadernos de aprendizaje.

Durante este tiempo, ProFuturo ha reforzado la formación docente. En total, la plataforma de aprendizaje ofrece en esta modalidad 160 cursos de formación docente en cuatro idiomas.

Para lograr un mayor alcance, ProFuturo también ha puesto a disposición de gobiernos e instituciones internacionales sus contenidos y se ha sumado a la coalición mundial que ha puesto en marcha la Unesco para combatir el impacto que está teniendo la crisis sanitaria de la covid-19 en el sector educativo en entornos vulnerables.

En España, para que las familias con menos recursos puedan seguir conectadas, ProFuturo ha donado 10.000 tablets a las 17 Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla, y a más de 30 organizaciones sociales.

“La educación digital ha logrado dar cierta continuidad a la educación lejos de las aulas, y ha permitido que más de 5 millones de niños de todo el mundo terminen el curso escolar a pesar de la pandemia. En ProFuturo creemos que la educación es la herramienta más poderosa para transformar el mundo y, sin duda, lo que está pasando con el covid-19 es una oportunidad sin precedentes para reducir la brecha educativa y digital”, señala Magdalena Brier, directora general de ProFuturo. “La importancia que ha cobrado la educación ahora es una ventana abierta a la esperanza y está siendo un estímulo para continuar haciendo lo que mejor sabemos hacer”, concluye.

Etiquetas
Comentarios