Despliega el menú
Internacional

"Podríamos volver a la vida normal a mediados del próximo año"

Ugur Sahin, director ejecutivo de la empresa alemana BioNTech, el científico detrás de la vacuna de Pfizer, avisa, no obstante, de que "será un invierno difícil. Empeorará antes de mejorar".

Ugur Sahin y Oezlem Tuereci.

Optimismo y paciencia. Es la combinación que parece necesaria para afrontar lo que queda de la pandemia a juzgar por las opiniones de Ugur Sahin, director ejecutivo de la empresa alemana BioNTech, el científico detrás de la primera vacuna contra la Covid-19 desarrollada junto a la farmacéutica Pfizer que ha anunciado una eficiencia del 90% .

En sendas entrevistas en 'The Guardian' y Sky News, se mostró confiado en que con su vacuna se podrá detener la pandemia, aunque avisó de que "el suministro de vacunas no será antes de mediados de diciembre" y de que "no significará que la situación cambie drásticamente". Antes, el científico prevé "un invierno difícil" y que la situación "Empeorará antes de mejorar".

Si bien quedan cuestiones en el aire en torno a la vacuna, como el nivel de protección que ofrece en función de la edad o cuánto durará la inmunidad, Sahin señaló cómo la rápida acción de las autoridades reguladoras ayudaron a acelerar el proceso de desarrollo de la vacuna a 10 meses en lugar de años: "Prácticamente no hubo tiempo de espera. Imagina que quieres ir de un extremo de Londres a otro y hay atascos por todas partes. Necesitarías medio día. Para nuestro proyecto, las calles estaban vacías".

Etiquetas
Comentarios