Internacional
Suscríbete

Trump objeta el recuento en Wisconsin y Michigan y anuncia "acciones legales" en Pensilvania

El candidato republicano agita el fantasma del fraude al afirmar que su ventaja se esfuma "mágicamente" por el "vertedero" de sufragios por correo.

Recuento de votos por correo en un centro de votación de Detroit, Michigan.
Recuento de votos por correo en un centro de votación de Detroit, Michigan.
JEFFREY SAUGER/EFE

La campaña de Donald Trump ha impugnado los recuentos en dos estados claves que pueden decidir las elecciones: Wisconsin, donde según los medios ganó su rival Joe Biden, y Michigan, donde los demócratas tienen una pequeña ventaja. El equipo de Trump denunció (sin evidencias) que ha habido irregularidades en "varios" condados en Wisconsin y que en Michigan sus delegados no tuvieron acceso al recuento en "numerosos" locales.

En Wisconsin, donde la CNN y 'The New York Times' dan por ganador a Biden, Trump anunció su intención de pedir un recuento, denunciando que hay "informaciones de irregularidades" y cuestionando la "validez de los resultados". Con un 94% de los votos escrutados, Biden aventaja a Trump por cerca de 20.000 votos.

Barack Obama ganó Wisconsin por siete puntos en 2012 y cuatro años más tarde Hillary Clinton ni se molestó en hacer campaña allí y perdió por menos de un punto.

En Michigan, la campaña de Trump ha interpuesto una demanda ante los tribunales para suspender el recuento. "Hemos iniciado una demanda en un tribunal de reclamaciones de Michigan para detener el conteo hasta que nos concedan un acceso significativo", indicó en un comunicado la campaña de Trump, sin aportar pruebas de que hayan sido vedados de los locales.

Por otro lado, la campaña de Trump ha anunciado "acciones legales críticas" en el estado clave de Pensilvania, donde los republicanos han cuestionado que se consideren válidos los votos por correo que se reciban en los tres días posteriores al día de la elección.

"Están sucediendo cosas malas en Pensilvania. Los demócratas están planeando privar del derecho a voto y diluir los votos republicanos", señaló en un comunicado la campaña de Trump.

Agitar el fantasma del fraude

Mientras la sociedad estadounidense y el mundo entero contenían la respiración por el reñido recuento, Donald Trump volvió a recurrir a la misma estrategia que ha blandido durante toda la campaña: agitar el fantasma del fraude. El presidente, como de costumbre, recurrió a su cuenta de Twitter para bombardear mensajes en los que sembraba dudas sobre la transparencia del escrutinio al asegurar que la supuesta ventaja que tenía en la noche electoral en algunos Estados había ido "desapareciendo mágicamente" con el paso de las horas por culpa de lo que definió como el "vertedero de votos por correo".

"Están encontrando votos de Biden por todas partes: en Pensilvania, Wisconsin y Míchigan. ¡Qué mal para nuestro país!", aseguró el inquilino de la Casa Blanca a sus casi 90 millones de seguidores en la red social. Esta frase, sumada otro mensaje que había compartido poco antes, que aludía a un supuesto fraude en el recuento en favor del candidato demócrata, fueron motivos suficientes para que los responsables de Twitter le censuraran y borraran ambos comentarios al etiquetarlos como contenido "engañoso".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión