Despliega el menú
Internacional

Reino Unido vetará la entrada de "criminales europeos" tras el 'brexit'

Impedirá el acceso a suelo británico a los que hayan sido condenados a un año de cárcel por un delito cometido fuera o dentro de las islas.

Celebración en Londres por el 'brexit'.
Foto de archivo de la celebración en Londres por el 'brexit'.
Agencias

Nacionales de la Unión Europea con antecedentes penales de al menos un año en prisión tendrán prohibida la entrada al Reino Unido a partir del 1 de enero de 2021. Ese día concluye la fase de transición del 'brexit' y expira la libre circulación de ciudadanos comunitarios, según el plan del Gobierno de Boris Johnson. El Ministerio del Interior tomó este jueves medidas adicionales legales para que las fronteras se cierren de inmediato a los convictos europeos.

"Las normas de la UE nos han forzado durante mucho tiempo a permitir en nuestras calles a criminales extranjeros peligrosos, que abusan de nuestros valores y amenazan nuestra forma de vida", declaró la ministra en la materia Priti Patel.

Las directrices comunitarias solo exigen demostrar que un europeo con antecedentes penales "presenta una amenaza genuina y grave" para impedir su acceso a un Estado de la UE. En cambio, la normativa británica postbrexit vetará a los que hayan sido condenados a un año de cárcel por un delito cometido fuera o dentro de las islas. Delincuentes persistentes o convictos condenados a una sentencia menor podrían ser deportados en función a sus respectivas circunstancias.

Controles "más firmes"

En cuestión está la capacidad de las agencias británicas para comprobar los antecedentes penales de los nacionales comunitarios si finalmente no hay un acuerdo que les garantice el acceso a las bases de datos internas que comparten los miembros de la UE. "Estamos trabajando estrechamente con nuestros socios europeos" en este tema, explicó el secretario de Estado para la seguridad pública, Kit Malthouse, al canal Sky News, subrayando que el Reino Unido sigue siendo miembro de Interpol.

Los europeos con permiso de asentamiento en Reino Unido estarán en principio exentos de los controles fronterizos que, a partir del año nuevo, serán "más firmes y justos" respecto a los extranjeros, según Patel. Pero la licencia de residencia podría ser revocada si el individuo comete una infracción en el postbrexit penable con un año o más de cárcel.

Etiquetas
Comentarios