Despliega el menú
Internacional

Joe Biden pide perdón por su apoyo a la ley contra el crimen de 1994

Apuesta por entrenar de nuevo a la Policía y cree que, en vez de "disparar a matar", es preferible "disparar a la pierna".

Joe Biden, este viernes en Michigan.
Joe Biden, este viernes en Michigan.
TOM BRENNER/Reuters

El programa de televisión con el candidato demócrata Joe Biden en Filadelfia presentó mucha menos animosidad que los debates presidenciales. Dicho así, para alivio general de un público que, a poco más de quince días de las elecciones, no gana para sobresaltos.

Moderado por el periodista George Stephanopoulos, de la cadena ABC, a Biden se le vio claramente más cómodo en el formato abierto del programa con preguntas directas del público. Trató de mantener el enfoque en la conducta de los republicanos y, sin contestar a la pregunta, insinuó la posibilidad de que una presidencia demócrata aumente el número de jueces de la Corte Suprema. El exvicepresidente advirtió que, "si respondo a la pregunta", sería el titular de las noticias del día siguiente. Y así se quedó.

La dirección de campaña del aspirante eligió el programa para que éste pudiera disculparse por primera vez en público por su apoyo a la ley contra el crimen de 1994, la polémica ley penal de línea dura que facilitó el encarcelamiento a gran escala de afroamericanos y minorías. Biden calificó la norma de "error" y dijo que en algunas partes del país no se había llevado a cabo correctamente. Una declaración de honestidad que Biden adeudaba a la comunidad afroamericana, y también un requisito imprescindible para recuperar la confianza electoral de una comunidad devastada por la dureza de la ley.

Ante la insistencia del periodista sobre el candente asunto del incremento de jueces en el Supremo (ahora son nueve), Biden argumentó que un nuevo juez sólo debería ser nombrado después de las elecciones del 3 de noviembre, en alusión a la nominación ahora de la jurista republicana Amy Coney Barret por parte de Donald Trump.

Poco convincente

El demócrata se refirió a las múltiples crisis que golpean al país y su plan para realizar grandes inversiones en infraestructura y en las comunidades vulnerables. Un estudiante afroamericano le preguntó por su polémico comentario de "no se es 'negro' si se vota por Trump", a lo que Biden le contestó con un interminable argumento sobre política de educación y justicia penal que no pareció convencerle. Ante la mirada no muy satisfecha del estudiante, el candidato le conminó "a quedarse después para contarle más".

En un intento por abordar el delicado tema del abuso policial y la injusticia racial, el exvicepresidente, que no habló directamente de reformas, expuso su plan para incluir a todas las partes involucradas en la búsqueda de soluciones. Biden, que es conocido por sus patinazos verbales, abogó por el reentrenamiento de los policías y lo ilustró con ejemplos, alguno muy poco afortunado. Llegó a decir que en lugar de "disparar a matar" era preferible "disparar en la pierna".

Biden señaló que el carácter del presidente es relevante e influye en los ciudadanos como se ha podido ver con el mal ejemplo de Trump con la covid-19 al no llevar la máscara y actuar de forma temeraria. Mientras todavía resonaban los ecos de su intervención televisiva, la influyente junta editorial del 'Washington Post' le dio su respaldo electoral al considerarle cualificado para restituir la credibilidad de las instituciones y la reputación del país en la esfera internacional.

Etiquetas
Comentarios