Despliega el menú
Internacional

Finlandia ampliará la enseñanza obligatoria gratuita hasta los 18 años

La secundaria seguirá siendo gratuita y mayoritariamente pública, una gratuidad que, además de la enseñanza, incluye las comidas diarias, los libros de texto, las herramientas y los materiales de trabajo.

Colegios en Finlandia
Colegios en Finlandia
CEIP Goya de Calatayud

El Gobierno de Finlandia presentó este jueves en el Eduskunta (Parlamento finlandés) una propuesta de ley para ampliar desde los 16 hasta los 18 años la enseñanza obligatoria gratuita, una reforma que previsiblemente entrará en vigor en agosto de 2021.

La propuesta legislativa forma parte del programa de gobierno de la coalición de centro-izquierda liderada por la primera ministra, la socialdemócrata Sanna Marin, cuyo Ejecutivo cuenta con una cómoda mayoría parlamentaria.

La reforma contempla ampliar la obligatoriedad de la enseñanza hasta los 18 años o bien hasta que se haya completado un título de educación secundaria superior, ya sea de bachillerato o de formación profesional.

La enseñanza secundaria seguirá siendo gratuita y mayoritariamente pública, como hasta ahora, una gratuidad que, además de la enseñanza, incluye las comidas diarias, los libros de texto, las herramientas y los materiales de trabajo necesarios.

Además, también será gratuito el transporte entre el domicilio y el centro escolar, siempre que la distancia entre ambos sea de al menos siete kilómetros.

La propuesta legislativa establece también que la educación secundaria superior podrá seguir siendo gratuita hasta el final del año natural en el que el estudiante cumpla los 20 años, o incluso más tarde si hay razones que lo justifiquen, como por ejemplo una enfermedad.

El Gobierno finlandés calcula que esta reforma supondrá un coste adicional en educación de unos 110 millones de euros anuales, ya que sufragará los estudios a los cerca de 10.000 jóvenes que cada año dejan de estudiar después de terminar la enseñanza básica.

Según el Ejecutivo, los objetivos de la reforma son elevar el nivel de educación y competencia de Finlandia, reducir la discriminación y las brechas en el aprendizaje y aumentar la igualdad en la educación, así como incrementar en el futuro la tasa de empleo.

"A pesar de las numerosas medidas adoptadas, alrededor del 16% de los jóvenes de este grupo de edad sigue sin lograr completar una titulación secundaria superior. Sólo con la educación básica ya no es posible arreglárselas en la vida y en el mercado laboral", afirmó en un comunicado la ministra de Educación, Li Andersson.

Según Andersson, líder de la Alianza de Izquierdas, la reforma garantizará que todos los jóvenes tengan el mismo acceso a un título de formación profesional o bachillerato y supondrá "modernizar la educación obligatoria para cumplir con las exigencias de esta nueva década".

Etiquetas
Comentarios