Despliega el menú
Internacional

Alemania y Francia acusan a Rusia de envenenar a Navalni y proponen nuevas sanciones

Los gobiernos de Alemania y Francia han alegado que no hay "otra explicación posible" para un "intento de asesinato".

El dirigente opositor ruso Alexei Navalni con su mujer en el hospital
El dirigente opositor ruso Alexei Navalni con su mujer en el hospital
Instagram

Los gobiernos de Alemania y Francia han señalado a las autoridades de Rusia por el envenenamiento sufrido por Alexei Navalni, alegando que no hay "otra explicación posible" para un "intento de asesinato" que han llamado a contrarrestar con una nueva ronda de sanciones por parte de la Unión Europea.

Navalni enfermó de forma repentina el 20 de agosto, durante un vuelo de Siberia a Moscú. Dos días después, fue evacuado en coma a un hospital de Berlín, lo que derivó en una serie de análisis médicos que apuntaron que el opositor había sido intoxicado con un agente nervioso de tipo Novichok.

El opositor culpó en una reciente entrevista a 'Der Spiegel' al presidente ruso, Vladimir Putin. "No veo otra explicación", dijo, utilizando un argumento que ahora parecen replicar los ministros de Exteriores francés y alemán, Jean-Yves Le Drian y Heiko Maas, en un comunicado conjunto.

"Consideramos en este contexto que no existe otra explicación posible al envenenamiento que una responsabilidad y una implicación rusa", han dicho ambos ministros, alegando que por ahora Moscú no ha ofrecido "ninguna explicación creíble" pese a que han solicitado "en varias ocasiones" que investigue los hechos.

Un día después de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) avalase la tesis del envenenamiento, París y Berlín han subrayado que "este terrible intento de asesinato constituye un atentado contra los principios elementales de la democracia y del pluralismo político".

Por este motivo, han adelantado que transmitirán a sus socios europeos "propuestas de sanciones adicionales", dirigidas contra las personas "consideradas responsables de este crimen y de la violación de las normas internacionales, en relación a sus cargos oficiales".

El Gobierno de Rusia también ha solicitado la colaboración de la OPAQ y el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha reiterado este miércoles que ofrecerán "todo lo que resulte imprescindible" para esclarecer las circunstancias de un suceso para el que las autoridades rusas no han ofrecido ninguna explicación más allá de negar cualquier relación.

Peskov ha insistido en que Moscú "desea de todo corazón" esclarecer lo ocurrido y ha confirmado que, en aras de esta buena voluntad, los expertos de la OPAQ podrán visitar territorio ruso. La organización internacional ha abierto la puerta a esta colaboración, aunque antes ha pedido algunas aclaraciones a las autoridades rusas.

Etiquetas
Comentarios